Anuncio
Share

Nueva York requiere documentación a farmacéuticas por alto precio de insulina

Nueva York requiere documentación a farmacéuticas por alto precio de insulina

Fotografía del primer sistema de transmisión inalámbrica de los valores de glucosa, que consta de un medidor (i) y de una bomba de insulina (d), que se presentó en uno de los stands de la XII edición del “Congreso Nacional de la Federación española de asociaciones de educadores en diabetes” que se celebró en Valladolid. EFE/Nacho Gallego/Archivo

EFE

La farmacéutica Eli Lilly dijo este viernes que la Fiscalía General de Nueva York le ha requerido documentación referente a los altos precios de la insulina, según un reporte remitido por la compañía a la Comisión de Mercados y Valores (SEC, en inglés).

“Hemos recibido un requerimiento de documentación de la Fiscalía General de Nueva York y demandas de procedimientos de investigación civiles de las Oficinas de Washington y Nuevo México en relación al precio y a la venta de nuestros productos de insulina”, explica la firma en el documento.

A principios de la semana, otra farmacéutica, Sanofi, reveló que había recibido una petición de la oficina neoyorquina, compartida con Eli Lilly y la fabricante Novo Nordisk, en relación a este asunto.

Eli Lilly, con sede en Indianápolis, es la fabricante de varios tratamientos para la diabetes como Humalog, y lleva en el foco de las autoridades desde hace tiempo debido al alto coste de la insulina.

Anuncio

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), 30 millones de estadounidenses padecen diabetes y el coste medio de un paciente del tipo 1 de esta afección se duplicó entre 2012 y 2016: de 2.900 dólares al año, pasó a 5.700.

En Estados Unidos, la cantidad de personas con diabetes diagnosticada y nuevos casos de diabetes se duplicó en la década de 1990 y durante la década de 2000, hasta convertirse en una de las amenazas de salud pública más preocupantes del país.

Sin embargo, los nuevos casos han disminuido de 1,7 millones en 2008 a 1,3 millones en 2017, precisaron los CDC.

Según detalla el documento, Eli Lilly también ha recibido peticiones procedentes de otros estados, como Misisipi, California, Florida, Hawái o Nevada, en referencia a su precio, o a la competencia en el sector de la insulina.

Anuncio

También han requerido información de la compañía la Cámara de Representantes y el Senado federal y Eli Lilly “está cooperando” con todas estas investigaciones.

Además, la compañía detalla varios frentes judiciales abiertos, como demandas en Nueva Jersey y una presentada por la Fiscalía General de Minesota y Kentucky, donde se alegan violaciones contra las leyes estatales que protegen a los consumidores.

“Creemos que todas estas peticiones no tienen sustento y estamos defendiéndonos con vigor contra ellas”, asevera la compañía en el documento.


Anuncio