Anuncio
Share
Ciencia y Tecnología

Estudian huellas de dinosaurios para conocer su movimiento en terreno blando

Estudian huellas de dinosaurios para conocer su movimiento en terreno blando

La directora de los trabajos y de la Cátedra de Paleontología de la Universidad de La Rioja (UR), Angélica Torices, estudia un rastro de pisadas de un dinosaurio carnívoro, hallado en el yacimiento de la Virgen del Campo, en Enciso, en La Rioja, que es “clave” para analizar el movimiento de estos animales en un terreno muy blando.- EFE/Abel Alonso

EFE

Científicos de la Cátedra de Paleontología de la Universidad de La Rioja, al norte del país, estudian un rastro de pisadas de un dinosaurio carnívoro, hallado en el yacimiento de la Virgen del Campo, que es “clave” para analizar el movimiento de estos animales en un terreno muy blando.

Esta es una de las principales conclusiones del equipo que trabajó durante julio en este yacimiento, centrado en el estadio de este dinosaurio, que, según los primeros indicios, es el primero de estas características que aparece en este afloramiento riojano, en el que hay cerca de medio millar de huellas fosilizadas de estos animales, conocidas como icnitas.

Así lo explicó este miércoles a Efe la directora de los trabajos y de la Cátedra de Paleontología de la citada universidad Angélica Torices, quien precisó que este rastro ya se encontró en la primera década del siglo XXI, pero es ahora cuando se ha analizado en detalle y se estudiará en profundidad.

Las 21 pisadas de este rastro son de tamaño pequeño y mediano y su importancia reside en que no se parecen a las del resto de icnitas de carnívoros hallados en este yacimiento, algo que se ha conocido en este estudio, lo que indica que se trata de “otro tipo de carnívoro, que estuvo andando en ese lago de hace 120 millones de años”.

Anuncio

Según los primeros indicios de la investigación, podría tratarse de un animal de unos dos metros de longitud, tipo “velociraptor”, “dromaeosaurus”, informó la investigadora.

Durante los últimos años, lo descubierto en este yacimiento corresponde a icnitas de carnívoros de mucha mayor envergadura, de unos seis metros de longitud.

Torices incidió en el valor histórico “incalculable” del yacimiento por el medio millar de huellas localizadas durante los últimos años y su diversidad, entre ellas, un rastro de un dinosaurio nadador, que fue el primero que se encontró en el mundo.

En este yacimiento también están fosilizadas las huellas que muestran el inicio de una pelea entre un dinosaurio carnívoro y otro herbívoro, las marcas dejadas por el barro deslizado debido a un fuerte terremoto y las rizaduras producidas por el oleaje.

Anuncio

Los yacimientos de icnitas de La Rioja están considerados como unos de los más importantes del mundo y los paleontólogos calculan que hay más de 10.000 pisadas fósiles visibles.

Por Pilar Mazo


Anuncio