A. Latina necesita proyectos maduros de infraestructura para atraer inversión

EFE

La Comisión Ambiental de la Megalópolis (Came) declaró este martes la situación de contingencia ambiental extraordinaria en el Valle de México debido a la alta concentración de partículas suspendidas en el aire, informó la institución en un comunicado.

La activación se dio inmediatamente después de que se realizase la última medición a las 05.00 hora local (10.00 GMT), cuando se registró un valor de 158 puntos del Índice de Calidad del Aire para partículas PM2,5 (menores a 2,5 micrómetros).

Desde el pasado viernes la capital mexicana vive una concentración de partículas finas y partículas suspendidas totales más elevada que lo normal debido a los incendios forestales y urbanos reportados en zonas aledañas.

Tras varios días amagando con declararse la contingencia, finalmente se estableció este martes con la condición de extraordinaria basándose en el apartado VII.10 de los Programas para Contingencias Ambientales Atmosféricas de la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM), compuesta por la Ciudad de México y 60 municipios en los estados de México e Hidalgo.

Según este apartado "la Came y los gobiernos que la integran podrán establecer medidas adicionales de carácter general para la protección de la salud de la población y el control de las actividades que generen emisiones contaminantes atmosféricas".

Ayer, en una conferencia de prensa, la alcaldesa de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, explicó que no existe un programa de contingencias ambientales establecida claramente para partículas PM2,5, que son las más finas, sino solamente para las menores a 10 micrómetros.

"Se tiene que determinar una contingencia ambiental para las partículas 2,5, y en eso estamos trabajando", sostuvo la funcionaria.

Habitualmente, la fase uno de la contingencia ambiental con partículas PM10 se activa cuando se sobrepasan los 150 puntos, mientras que la fase dos entra en funcionamiento al superarse los 200 puntos.

Esta es la quinta vez que se da la contingencia ambiental en lo que va de año.

En el comunicado emitido este martes por la Came, la institución recomendó "evitar actividades al aire libre", así como no realizar ejercicio intenso.

También recomendó "evitar la realización de actividades cívicas, culturales, deportivas y de recreo al aire libre en centros escolares".

Asimismo, sugiere a los ciudadanos permanecer en interiores, con las ventanas y las puertas cerradas.

También se decretaron una serie de acciones para reducir la emisión de contaminantes, como el refuerzo de la vigilancia y detención de vehículos ostensiblemente contaminantes, entre ellos los de transporte de materiales de construcción abiertos sin lona de cobertura y/o que derramen materiales.

También se prohibió a los establecimientos que utilicen como combustible leña o carbón llevar a cabo sus actividades.

La llamada temporada de ozono suele darse en la ZMVM entre los meses de febrero y junio, la llamada temporada seca caliente, meses en los que se da la mayor concentración de ozono.

En esta época hay poca nubosidad y pocos vientos, condiciones óptimas para que se forme el ozono. También son condiciones poco propicias para la dispersión de contaminantes.

La salud de las personas se ve impactada cuando las concentraciones son mayores a las normas de calidad del aire, pudiendo llegar a provocar dolores de cabeza, irritación inmediata de los ojos o inclusive del tracto respiratorio.

En personas de edad avanzada las repercusiones pueden agravarse. También los niños, cuyo organismo está en formación, pueden acusar más los efectos.

Tampoco se libran los animales, especialmente los de tamaño pequeño, que según algunos estudios tienen mayor susceptibilidad de tener infecciones bacterianas.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
57°