Anuncio

Líder demócrata pide que Trump no sea informado antes de hallazgos de Mueller

El líder de la Minoría del Senado, el demócrata Chuck Schumer (i), habla en rueda de prensa el jueves 14 de marzo de 2019 después de que el senado votara en contra de la emergencia nacional decretara por el presidente estadounidense, Donald Trump, en el Capitolio, en Washington, DC (EE. UU.). EFE/Archivo

El líder de la Minoría del Senado, el demócrata Chuck Schumer (i), habla en rueda de prensa el jueves 14 de marzo de 2019 después de que el senado votara en contra de la emergencia nacional decretara por el presidente estadounidense, Donald Trump, en el Capitolio, en Washington, DC (EE. UU.). EFE/Archivo

EFE

El líder de los demócratas en el Senado, Chuck Schumer, pidió este sábado al Departamento de Justicia que no informe al presidente Donald Trump antes que al Congreso sobre los hallazgos de la investigación del fiscal especial Robert Mueller acerca de los lazos entre el mandatario y Rusia.

"(El fiscal general William) Barr no debe dar al presidente Trump, a sus abogados o a su personal ningún ‘anticipo’ de los hallazgos o pruebas del fiscal especial Mueller”, apuntó Schumer en su cuenta de Twitter.

“No se debe permitir que la Casa Blanca interfiera en las decisiones sobre qué partes de esos hallazgos o pruebas se hacen públicas. Hagan público todo el informe”, agregó.

Schumer y la presidenta de la Cámara Baja, la demócrata Nancy Pelosi, abogaron este viernes por la “transparencia” y reclamaron que el informe de Mueller debe hacerse público en la mayor brevedad posible.

Mueller, encargado de las pesquisas sobre la conocida como trama rusa, entregó el viernes el informe final sobre la presunta injerencia del Kremlin en las elecciones de 2016 y su relación con Trump.

El documento final no incluye nuevos cargos, ni siquiera imputaciones bajo secreto de sumario, según funcionarios citados por varios medios, lo que descarta la posibilidad de que Trump pueda quedar sujeto a una acusación federal que solo se haga pública una vez que abandone la Presidencia, como se rumoreaba en Washington.

El fiscal general Barr lleva un mes en el cargo y no se ha comprometido a hacer público el informe, que hasta ahora solo han visto un puñado de funcionarios en el Departamento de Justicia.

El documento que le entregó Mueller es “confidencial” y detalla las decisiones que ha tomado sobre a quiénes “procesar” o no en relación con su investigación, anunció el propio Barr.

El secretario de Justicia planea evaluar con Mueller y con su propio “número dos”, Rod Rosenstein, “qué otra información (del informe) puede entregarse al Congreso y al público” estadounidense, y prometió actuar “con la mayor transparencia posible”.

Fue en mayo de 2017 cuando Mueller tomó las riendas de la investigación sobre Rusia, justo después de que Trump despidiera al entonces director del FBI, James Comey, quien había continuado las pesquisas sobre la presunta injerencia rusa que esa agencia inició en el verano de 2016.

Desde entonces, el fiscal especial ha imputado a 34 personas, incluidos seis exasesores de Trump -Paul Manafort, Rick Gates, George Papadopoulos, Michael Cohen, Michael Flynn y Roger Stone- y 26 individuos rusos, que probablemente no serán juzgados porque EE.UU. no tiene tratado de extradición con Rusia.


Anuncio