Anuncio

Regata entre EE.UU. y Cuba inicia festejos marítimos por 500 años de La Habana

Esta carrera entre la localidad floridana y La Habana surgió en 1930 como la primera regata oceánica entre Estados Unidos y Cuba, y fue la última en conectar a los dos países en 1959, hasta su reanudación en 2017 tras el "deshielo" diplomático entre ambas naciones, que restablecieron vínculos oficiales en 2015. EFE/Archivo

Esta carrera entre la localidad floridana y La Habana surgió en 1930 como la primera regata oceánica entre Estados Unidos y Cuba, y fue la última en conectar a los dos países en 1959, hasta su reanudación en 2017 tras el “deshielo” diplomático entre ambas naciones, que restablecieron vínculos oficiales en 2015. EFE/Archivo

EFE

La tercera edición de la regata entre San Petersburgo (Florida, EE.UU.) y La Habana (Cuba) dio inicio esta semana al amplio programa de festejos marítimos por el 500 aniversario de la fundación de la capital cubana, que mañana acogerá una parada náutica con embarcaciones estadounidenses y de la isla.

Esta carrera entre la localidad floridana y La Habana surgió en 1930 como la primera regata oceánica entre Estados Unidos y Cuba, y fue la última en conectar a los dos países en 1959, hasta su reanudación en 2017 tras el “deshielo” diplomático entre ambas naciones, que restablecieron vínculos oficiales en 2015.

A pesar del mal tiempo llegaron a puerto habanero 21 de las 26 embarcaciones que salieron de San Petersburgo el pasado 16 de marzo, en un recorrido que mantuvo a los organizadores “en tensión” hasta la tarde de ayer jueves, cuando el último barco entró en la Marina Hemingway de La Habana.

El primer navío en arribar a puerto fue el “Fresh Pineapple”, que hizo el recorrido en unas 40 horas.

El acercamiento entre Cuba y Estados Unidos reactivó las regatas y eventos náuticos entre ambos países, que han organizado las regatas Copa de la Amistad, Havana Challenge, la Bone Island Race y Tampa-Habana, y Miami-La Habana, así varios récords de velocidad en lanchas rápidas y travesías en kayak.

Sin embargo, el giro en la política estadounidense hacia la isla tras la llegada a la Casa Blanca del presidente Donald Trump en 2017 ha creado nuevas tensiones en la frágil relación bilateral.

“No somos un departamento del Gobierno. Solo somos un grupo de marineros que solo queremos tener una buena experiencia y fortalecer los vínculos entre las personas de uno y otro país”, señaló el comodoro del Club Náutico de San Petersburgo, Richard Winning, quien agregó que espera continuar colaborando con sus colegas cubanos.

Según el comodoro del Club Náutico Internacional Hemingway de Cuba, José Miguel Díaz Escrich, esta es una manera de reafirmar “la amistad entre los dos países” y un “mensaje de amor en medio de un momento de tensiones políticas”.

“Además, esta regata tiene un mayor simbolismo especial que el que ya tiene, porque con ella estamos iniciando el programa por el 500 aniversario de la fundación de la villa de San Cristóbal de La Habana”, declaró hoy a la prensa.

Dentro de las festividades se incluye un vistoso desfile de más de 30 embarcaciones, entre ellas las 21 participantes en la regata, que navegarán mañana a lo largo del emblemático Malecón habanero.

La celebraciones náuticas por los cinco siglos de la capital cubana se extenderán hasta la noche del 15 de noviembre, víspera del día de la fundación de la ciudad.

Díaz Escrich adelantó que prevén organizar siete desfiles, cuatro regatas, dos rallys, un coloquio internacional con invitados de EE.UU. y España y la 33 Asamblea de la Federación Internacional de Ligas y Asociaciones Marítimas y Navales, a la que esperan asistan delegaciones de unos 20 países.

El comodoro cubano resaltó la celebración el próximo 7 de septiembre de la primera procesión marítima de la Virgen de Regla en 58 años, una “tradición ancestral” en honor a la virgen marinera - sincretizada con la orisha yoruba Yemayá - que el Club Hemingway espera rescatar y mantener cada año.


Anuncio