Anuncio

Presentan proyecto para que presos en Puerto Rico sellen techos para rehabilitarse

Vista del Complejo Correccional de Bayamón, Puerto Rico. EFE/Archivo

Vista del Complejo Correccional de Bayamón, Puerto Rico. EFE/Archivo

EFE

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, presentó hoy el proyecto “Prisiones Escuela”, en el que presos en la isla recibirán un adiestramiento en teoría y práctica sobre las técnicas para el sellado de techos, con miras a obtener una certificación.

La iniciativa, según adelantó Rosselló en un comunicado de prensa, arrancará con 40 confinados que cumplirán su sentencia en menos de un año y tres meses.

“La habilitación y rehabilitación de la comunidad correccional tienen una función importante en la erradicación del crimen y sus consecuencias. Con las prisiones escuela, aportamos a un estado ‘posibilitador’ que resulta viable entre aquellas personas que un día fallaron a la sociedad”, dijo Rosselló.

“Puerto Rico requiere de mano de obra diestra para reconstruir a la isla y la comunidad correccional puede aportar a ese proceso”, afirmó.

Rosselló explicó que los presos participantes recibirán un salario fijo de 10 dólares diarios.

Además, tomarán un día de adiestramiento teórico y otras tres semanas de trabajo práctico para obtener sus certificaciones, todo sufragado por el contratista.

El sueldo que obtengan los confinados se pagará directamente a sus cuentas.

Por su parte, el secretario del Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR) de Puerto Rico, Erik Rolón, mencionó que uno de los trabajos que realizarán serán sellando techos como parte de los trabajos de reconstrucción de la isla.

Fue el pasado 22 de enero durante la Cumbre de Seguridad de Puerto Rico, que el gobernador ordenó dirigir los esfuerzos en el área de corrección y rehabilitación a la creación de las prisiones escuela, con el fin de crear oportunidades de rehabilitación.

Se informó que las próximas modalidades de las prisiones escuela se relacionarán a las destrezas de mecánica automotriz y áreas esenciales a la construcción, hasta llegar a su modalidad final de convertir las instituciones correccionales en escuelas totalmente vocacionales y de educación superior.


Anuncio