Anuncio

Titular Educación P.Rico desautoriza métodos de orientación sexual a alumnos

La secretaria de Educación de Puerto Rico, Julia Keleher, habla durante una entrevista con Efe. EFE/Archivo

La secretaria de Educación de Puerto Rico, Julia Keleher, habla durante una entrevista con Efe. EFE/Archivo

EFE

La secretaria de Educación de Puerto Rico, Julia Keleher, desautorizó hoy los métodos de orientación sexual que se llevaron a cabo el viernes pasado en una actividad en Ponce (sur), en la que participaron estudiantes de tres escuelas del sur de la isla, y que se ha hecho viral en las redes sociales.

Y es que según se ha publicado en las redes una carta emitida por la región educativa de Ponce del Departamento de Educación, fechada el 4 de marzo, decenas de estudiantes de esa misma zona presuntamente tuvieron que firmar un pacto para llegar vírgenes al matrimonio.

La actividad se llevó a cabo en la Nueva Iglesia Cristiana Familiar, localizada en el barrio Cerrillo Hoyos de Ponce, para tomar un taller sobre “El aspecto físico, emocional y espiritual del desarrollo sexual”.

La misiva en ningún momento establece que sería una actividad religiosa ni que se haría firmar un pacto a favor de la virginidad.

Keleher informó que el evento fue programado y coordinado por la Oficina Regional de Ponce dependencia que, a su vez, avisó al Programa de Salud Escolar.

La funcionaria indicó que tras una investigación interna y preliminar, se confirmó que ambas divisiones educativas tenían conocimiento de la charla y el lugar de orientación, pero no lo alertaron debidamente.

De la misma forma, Keleher explicó que los parámetros y criterios establecidos por la agencia van dirigidos a promover orientación que le permita al estudiante ser capaz de comprender la sexualidad humana en su dimensión integral y desarrollar las destrezas para vivir la sexualidad de manera sana y responsable.

“Todas las actividades enfocadas en la orientación sexual de los alumnos deben estar alineadas con la política pública y con los lineamientos establecidos por el Programa de Salud de la agencia y deben llevarse a cabo en las escuelas, anfiteatros y otros lugares neutrales según el cupo requerido para cada actividad”, enfatizó.

Dijo además que la posición del Departamento de Educación es “proveer a nuestros estudiantes acceso a la información y no reflejar de modo alguno ninguna filosofía particular”.

Keleher sostuvo que dio instrucciones específicas para que, en lo sucesivo, las regiones sean enfáticas en estos criterios sobre los espacios en donde se avala que se lleven a cabo este tipo de orientaciones.

Destacó “la clara separación” que debe primar en cuanto a la separación de Iglesia y Estado, y cómo el personal del Departamento de Educación “debe asegurarse de que este precepto se cumpla, así como de no realizar eventos y coordinar actividades en las que pueda darse la impresión o apariencia de que dicho precepto ha sido incumplido o violentado de modo alguno”.

Con relación al certificado de pacto que ha trascendido públicamente, la secretaria desautorizó categóricamente el uso de ese documento o cualquier otro de contenido similar, por entender que no se ajusta a las políticas y criterios del Programa de Salud Escolar.

Especificó que cualquier documento que hayan podido firmar los estudiantes no tiene efectividad ninguna para propósitos del sistema.

De igual forma, Keleher hizo claro que estará evaluando todos los elementos que se dieron para llevar a cabo esta actividad y que no hayan cumplido con los criterios de la agencia para ello.


Anuncio