Anuncio

Negocio ilegal de plantaciones de marihuana en Colorado deja seis detenidos

Vista de una planta de cannabis. EFE/Archivo

Vista de una planta de cannabis. EFE/Archivo

EFE

Por su participación en un millonario negocio de plantaciones ilícitas de marihuana, seis hombres hispanos deberán presentarse hoy ante una corte en el oeste de Colorado para responder a cargos tras ser detenidos el miércoles por agentes federales y policía local.

Según el Buró de Investigaciones de Colorado (CBI), unos 200 uniformados de distintas agencias realizaron ayer operativos simultáneos en 13 residencias de cuatro ciudades del Condado Mesa.

En la operación se incautaron solo en una vivienda 1.000 plantas de marihuana, con un valor callejero estimado en un millón de dólares, así como 40 kilogramos de marihuana procesada (unos 330.000 dólares de valor en la calle) y varias armas de fuego.

El fuerte temporal de viento y nieve que azotó a Colorado este miércoles impidió a un equipo especializado llegar a viviendas en zonas más aisladas para evaluar la cantidad de marihuana hallada allí.

Según CBI, ese proceso y la posterior destrucción de la marihuana comenzarán hoy.

Los detenidos fueron identificados como Martín Acosta, de 50 años de edad; Armando Hernández, de 27; Armando Bandomo, de 51; Yoan Esquarosa-Aguila, de 40 años; George Albino Gonzales (71), y Álvaro González-Molina (43). Sus nacionalidades o situación inmigratoria no fueron reveladas.

Éstos fueron trasladados a la cárcel del Condado Mesa y, según el fiscal Dan Rubinstein, del 21? Distrito Judicial de Colorado, enfrentan cargo de posesión y producción de marihuana con el intento de distribuirla y de cultivo ilegal de marihuana.

La información oficial indica que, en noviembre de 2018, la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) contactó al alguacil del Condado Mesa por sospechas de una plantación no autorizada de marihuana en una vivienda de ese condado con alto uso de electricidad.

Las investigaciones enlazó la supuesta plantación ilícita con otras similares en Glade Park, Grand Junction, Clifton y Fruita.

En la mayoría de los casos se trata de propiedades de varias hectáreas, en sitios pocos poblados o de difícil acceso.

Según CBI, en tales viviendas el uso de electricidad era de 10 a 30 veces superior al promedio en la zona.

John Camper, director de CBI, explicó que los detenidos “operaban muy por afuera de los parámetros legales” que regulan la producción y venta de marihuana recreativa en Colorado desde 2014.

Estos arrestos, dijo Camper, “envían un mensaje a cualquiera que piense que comenzar un cultivo ilegal es una buena idea”.

Camper afirmó que las investigaciones continúan y que “habrá más arrestos” relacionados con este caso.


Anuncio