Anuncio

Gobierno mexicano apuesta por inversión y TIC para detonar progreso económico

Durante la inauguración de la Mesa Sectorial del Plan Nacional de Desarrollo, el jefe de la oficina de la Presidencia de México, Alfonso Romo, aseveró que el país "no se puede conformar" en recibir entre 25.000 millones de dólares y 28.000 millones de dólares de inversión extranjera directa. EFE/Archivo

Durante la inauguración de la Mesa Sectorial del Plan Nacional de Desarrollo, el jefe de la oficina de la Presidencia de México, Alfonso Romo, aseveró que el país “no se puede conformar” en recibir entre 25.000 millones de dólares y 28.000 millones de dólares de inversión extranjera directa. EFE/Archivo

EFE

México buscará incrementar la inversión extranjera y potenciar la educación y el desarrollo de tecnologías de la información (TIC) para alcanzar su objetivo de un crecimiento económico del 4 % anual, informaron este miércoles fuentes de la Presidencia.

Durante la inauguración de la Mesa Sectorial del Plan Nacional de Desarrollo, el jefe de la oficina de la Presidencia de México, Alfonso Romo, aseveró que el país “no se puede conformar” en recibir entre 25.000 millones de dólares y 28.000 millones de dólares de inversión extranjera directa.

Por lo que buscará incrementar la cifra hasta tener entre 35.000 millones de dólares a 40.000 millones de dólares.

Según cifras oficiales, la inversión extranjera directa en México subió 11,1 % en 2017 hasta alcanzar 29.695 millones de dólares.

En el primer semestre del 2018, esta alcanzó 17.842,3 millones de dólares.

“No podemos acostumbrarnos a ir con la inercia”, manifestó el funcionario público, pues de seguir así se continuaría con un crecimiento económico -en torno al 2 %- que a sus ojos “ha sido una vergüenza en los últimos años”.

Este argumento fue respaldado por el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar, quien dijo en declaraciones a medios que “a través de la inversión” se podrán alcanzar los niveles de crecimiento que se están exigiendo.

“Podremos alcanzar esas tasas sin duda porque los potenciales aquí están y la única forma es que haya inversión. Para que haya inversión tiene que haber certidumbre, tiene que haber confianza”, expuso.

La otra gran punta de lanza para obtener el crecimiento económico es el desarrollo de las tecnologías de la información.

Para explicar el giro hacia esta dirección Romo se remontó a los tiempos del expresidente Vicente Fox (2000-2006).

En aquel entonces ya se hablaba de que México tenía que convertirse en un gigante de las tecnologías de la información, un hito que finalmente le arrebató India, según relató Romo.

“No es tarde”, apuntó, para lograr el desarrollo en la denominada industria 4.0.

La inteligencia artificial es señalada como el elemento central de esta industria, íntimamente relacionada con la acumulación creciente de grandes cantidades de datos (big data), el uso de algoritmos para procesarlos y la interconexión masiva de sistemas y dispositivos digitales.

Y Romo consideró que de nada sirve hoy día edificar nuevas universidades si estas están destinadas “a generar nuevos contadores o ingenieros”.

Es necesario pues “un cambio en la mentalidad”. Si no es así, “no se podrá lograr el objetivo del 4 %" en promedio durante la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador.

El líder de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) está convencido que durante su mandato, que culminará en 2024, la economía crecerá a un promedio del 4 % anual.

No obstante, analistas e instituciones como el Banco de México consideran difícil cumplir este pronóstico, y para 2019 han rebajado las previsiones de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB).

Durante su encuentro con los medios, Salazar también aprovechó para subrayar los otros grandes objetivos del Plan Nacional de Desarrollo.

Entre estos se encuentran el dotar de acceso a oportunidades a los mexicanos o la prosperidad y el crecimiento basados en la tecnología y la educación.

Asimismo, consideró que se debe “proteger el medio ambiente” y “tener unas finanzas públicas sanas”.


Anuncio