Árbitros colombianos denuncian acoso sexual del exárbitro FIFA Óscar Julián Ruiz

EFE

Al menos cuatro árbitros colombianos, entre ellos uno avalado por la FIFA, denunciaron este martes que superiores los acosaban y pedían favores sexuales como condición para ascender en su carrera profesional.

Así lo denunció el exárbitro FIFA Harold Perilla en la emisora W Radio al señalar que Óscar Julián Ruiz, quien fuera el mejor árbitro de Colombia y uno de los más reconocidos del mundo hasta la década pasada, cuando se retiró, le hacía propuestas sexuales para ayudarlo a crecer en el arbitraje.

"El señor Óscar Julián Ruiz, desde el 2007 hasta que me retiré, me acosó, se acercaba siempre a mí, me pedía que tuviera relaciones con él, me decía que evidentemente si yo quería llegar lejos en el arbitraje ya tenía el camino y sabia qué tenia que hacer", afirmó Perilla.

El exárbitro señaló que Ruiz se le insinuaba constantemente y no "dejaba ningún momento para intentar tener contacto físico", a la vez que dijo que durante una pretemporada intentó tocarle "los testículos y la cola".

"En una pretemporada, en un pasillo, se me acercó, me intentó acercar la mano; luego intentó tocarme la cola, me tuve que retirar de ahí con impotencia de no poder denunciar", afirmó Perilla.

El denunciante calificó a Ruiz como una persona "muy inteligente" porque no deja evidencias de acoso y señaló que aprovecha su poder en la Comisión Arbitral Nacional de Colombia, de la que hace parte, para acosar a sus subalternos.

A modo de ejemplo, Perilla señaló que en la Comisión, que aseguró Ruiz controla, se designó a Otálvaro Polanco, a quien denunció además por cobrar un soborno de entre 200.000 y 300.000 pesos (entre unos 63 y 95 dólares) por partido arbitrado.

"Él (Ruiz) siempre tenía una ficha clave en la Comisión Técnica. El señor Polanco hacía lo que Julián le ordenaba, el que siempre ha mandado en el tema arbitral es Óscar Julián Ruiz", sentenció.

De igual forma, el exinspector arbitral Carlos Chávez afirmó que después de un partido por la Copa Colombia jugado en la ciudad de Villavicencio (centro) Ruiz insinuó que tendría una relación sexual con él.

"Después de terminado el partido me estaba bañando, salí y él estaba ahí con otros compañeros, y luego me toca la cola y me dice 'este paga impuesto esta noche'", detalló Chávez.

Al rechazar sus pretensiones, Chávez indicó que empezó a ser ignorado por las comisiones de árbitros y fue tildado como "un loco o que era un estúpido".

A estas críticas se sumó el exjuez Julián Mejía, que no detalló contra quién era su denuncia, pero afirmó que es "un dirigente influyente en el arbitraje colombiano".

Mejía manifestó que durante un partido en una final de la Liga de Campeones el señalado intentó tocarle la cara y subir su pierna, insinuaciones que él rechazó y por lo que llegó a durar hasta dos meses sin ser designado como árbitro de un partido de la liga local.

"Uno como árbitro tiene unos anhelos, tiene unos proyectos y resulta que para poder llegar o alcanzarlo le toca pasar por medio de unas situaciones incómodas como es con esta persona", afirmó.

Además de Óscar Julián Ruiz, Perilla denunció que el exárbitro Imer Machado, quien también era pieza clave de la Comisión, lo acosaba sexualmente y aprovechaba el respaldo dado por Ruiz.

"Tengo varios testigos cuando Imer Machado me cogía la cola, los testículos, en varias oportunidades me tuvieron que detener porque él lo hacía cuando yo estaba de espaldas y salía corriendo", detalló Perilla.

Estas denuncias avivan la polémica en la que ha estado inmerso el fútbol colombiano desde hace varias semanas después de que jugadoras de la selección principal y sub'17 señalaran que fueron víctimas de acoso laboral y sexual por parte de algunos miembros del cuerpo técnico.

Los acusados son el seleccionador sub'17, Didier Luna, y el preparador físico, Sigifredo Alonso, al igual que el exentrenador de la selección absoluta Felipe Taborda.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
68°