Anuncio

La ONU recuerda a sus empleados muertos en el avión siniestrado en Etiopía

Varios aviones permanecen en fila en la pista del Aeropuerto Internacional de Fort Lauderdale, Florida, después del cierre al tráfico aéreo en éste tras la muerte de al menos cinco personas en un tiroteo, el 6 de enero de 2017. EFE/Archivo

Varios aviones permanecen en fila en la pista del Aeropuerto Internacional de Fort Lauderdale, Florida, después del cierre al tráfico aéreo en éste tras la muerte de al menos cinco personas en un tiroteo, el 6 de enero de 2017. EFE/Archivo

EFE

Naciones Unidas recordó este lunes en su sede central a los al menos 21 empleados de la organización fallecidos en el accidente aéreo de este domingo en Etiopía.

Con las banderas a media asta, el Consejo de Seguridad y la Asamblea General fueron escenario de sendos minutos de silencio en memoria de los muertos en el siniestro, que en total costó la vida a 157 personas de 35 nacionalidades.

“Hoy es un día triste para nuestra organización y para muchos alrededor del mundo”, señaló el secretario general de la ONU, António Guterres, durante un discurso en el hemiciclo de la Asamblea, antes de la apertura de las sesiones anuales de la Comisión sobre la Condición de la Mujer.

Aunque la ONU inicialmente habló de 22 empleados de la organización y sus agencias fallecidos, posteriormente redujo la cifra a 21.

“Sé que los números de víctimas han ido fluctuando y hemos dado varias cifras”, explicó en una conferencia de prensa el portavoz Stéphane Dujarric, quien señaló que en ese momento había confirmación de 21 muertes.

La agencia de la ONU más afectada fue el Programa Mundial de Alimentos (PMA), que perdió a siete trabajadores en el accidente, según datos facilitados por Dujarric.

Mientras, la agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Oficina de la ONU en Nairobi (UNON, por sus siglas en inglés) perdieron a tres cada una.

“Una tragedia global nos ha tocado cerca y Naciones Unidas está unida en su dolor”, señaló Guterres, que expresó sus condolencias a las familias de todas las víctimas y a todos los afectados por el desastre.

El diplomático portugués apuntó que la ONU está trabajando con funcionarios nacionales sobre el terreno y movilizando asistencia y apoyo para los familiares.

“Nuestros colegas fallecidos eran mujeres y hombres, profesionales jóvenes y experimentados funcionarios, que venían de todos los rincones del planeta y expertos en un amplio abanico de asuntos. Todos tenían una cosa en común: un espíritu para servir a las personas del mundo y hacerlo un lugar mejor para todos”, señaló.

El Consejo de Seguridad, al inicio de una reunión sobre Afganistán, también guardó un momento de silencio en memoria de los fallecidos.

Antes, funcionarios de la ONU ya habían llevado a cabo tributos similares en otras sedes de la organización, como las de Ginebra y Nairobi.

Etiopía está este lunes de luto oficial por las víctimas del accidente, entre las que figuran 32 kenianos, 9 etíopes, 18 canadienses, 8 italianos, 8 chinos, 8 estadounidenses, 7 británicos y 7 franceses, entre las nacionalidades más afectadas.

El siniestro tuvo lugar este domingo, cuando un Boeing 737 MAX 8 de Ethiopian Airlines se estrelló poco después de despegar de Adís Abeba con rumbo a Nairobi.

La compañía explicó que el piloto había avisado a la torre de control que estaba teniendo “dificultades” y que se le había concedido autorización para regresar al aeropuerto de la capital etíope, instantes antes de que se perdiera la señal.


Anuncio