Anuncio

Alonso marcó el segundo tiempo en los ensayos de Sebring, que dominó Conway

Imagen de archivo del español Fernando Alonso. EFE/Archivo

Imagen de archivo del español Fernando Alonso. EFE/Archivo

EFE

El español Fernando Alonso marcó, a bordo del Toyota TS050 Hybrid, el segundo tiempo en los ensayos privados con miras a las 1.000 Millas de Sebring -la sexta prueba del Mundial de Resistencia (WEC), que se disputará el próximo viernes- que tuvieron lugar este sábado en el citado circuito de Florida (Estados Unidos).

El doble campeón mundial asturiano de Fórmula Uno, cubrió -en la mejor de las 93 vueltas que dio durante la jornada- los 6.019 metros de la pista estadounidense en un minuto, 42 segundos y 137 milésimas, 926 más que el inglés Mike Conway, que fue el más rápido con el otro Toyota, el número 7.

Alonso lidera, con el coche 8 y junto al suizo Sebastien Buemi y el japonés Kazuki Kakajima, el WEC (siglas en inglés del Mundial de Resistencia) en su categoría principal (LMP1); con cinco puntos de ventaja sobre el otro coche del Toyota Gazoo Racing, que pilotan Conway, el argentino José María ‘Pechito’ López y el japonés Kamui Kobayashi.

Tras haber ganado en enero las 24 Horas de Daytona (prueba que corresponde a otro campeonato, el IMSA) y después de haber trabajado en el simulador de las 500 Millas de Indianápolis en Charlotte (Carolina del Norte); Alonso regresó a Florida, donde el miércoles arrancarán los entrenamientos oficiales para las 1.000 Millas de Sebring; la antepenúltima prueba de la ‘súper-temporada’ del WEC, que se completará con las dos que se repiten, las Seis Horas de Spa-Francorchamps (Bélgica) y las 24 Horas de Le Mans (Francia) que han ganado el campeón asturiano y sus compañeros.

Los dos Toyota fueron descalificados en las Seis Horas de Silverstone (Inglaterra) -por irregularidades en el fondo plano-, antes de que el equipo del argentino ‘Pechito’ ganase las Seis Horas de Fuji (Japón) y las Seis Horas de Shanghái (China), en las que el trío que capitanea Alonso acabó segundo.

A diferencia de las pruebas de seis horas, el triunfo en Sebring otorga 32 en vez de 25 puntos; mientras que el segundo clasificado suma 23, en lugar de 18; motivo por el que la carrera del viernes, cuya calificación se disputará el jueves, será de vital importancia para la resolución del Mundial.


Anuncio