Anuncio

Policía P.Rico es encontrado culpable por encubrir a asesino de otro policía

Vista de un carro de policía en San Juan (Puerto Rico). EFE/Archivo

Vista de un carro de policía en San Juan (Puerto Rico). EFE/Archivo

EFE

Un agente de la Policía de Puerto Rico fue encontrado culpable por dos cargos por obstrucción a la justicia al encubrir a una persona por el asesinato contra un policía municipal en marzo de 2018, y un cargo por alteración a la paz, informó hoy el Departamento de Justicia local.

Los cargos contra el expolicía Julio Mundo Feliciano los impuso la jueza María Trigo Ferraiuoli, del Tribunal de Primera Instancia de Bayamón, quien le impuso al imputado una pena de 1.500 por los tres cargos menos graves.

La prueba presentada por el fiscal Obdulio Meléndez Torra durante el juicio, detalló que Luis Bonilla Viera fue acusado en ausencia el 23 de marzo del año pasado, dos días después de asesinar con un rifle al policía municipal de Juncos, Andrés Laza Caballero, dentro de una barbería de dicha localidad.

Según la pesquisa, durante el proceso de diligenciamiento de la orden de arresto e ingreso a prisión, el acusado Bonilla Viera le confesó al agente Mundo Feliciano la forma y manera en que asesinó al policía municipal.

Mundo Feliciano, actuando en contra de lo que el deber le imponía como miembro de la Policía, decidió ocultar esta información a la agente y a la fiscal que investigaban dicho asesinato.

Pero, dicha información fue descubierta por la Fiscalía tres meses después durante el proceso criminal que se estaba llevando a cabo contra los responsables del asesinato de Laza Caballero.

El agente Mundo Feliciano, contrario al deber que le impone la ley, se negó a colaborar con la Fiscalía de Caguas y prestar una declaración jurada sobre la información que le había sido revelada por el hoy convicto.

Al solicitarle su cooperación en el caso de asesinato que se llevaba contra Bonilla Viera, reaccionó desafiante, negándose a prestar testimonio y hasta llegó a insultar verbalmente a la fiscal a cargo del caso.

Posteriormente, Mundo Feliciano admitió haber recibido la referida confesión de parte del asesino y haber ocultado la misma a las autoridades que investigaban el asesinato.

No obstante, a pesar de ocultar la información provista por Bonilla Viera, éste fue encontrado culpable y fue sentenciado el 31 de enero pasado a 224 años y ocho meses de cárcel por el asesinato de Laza Caraballo y herir a otra persona.


Anuncio