Anuncio

La ONU quiere poner la innovación al servicio de la igualdad de género

La joven de 12 años Drew Olivia Tillman actúa en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con motivo del Día Internacional de la Mujer, este viernes en Nueva York (Estados Unidos). EFE

La joven de 12 años Drew Olivia Tillman actúa en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con motivo del Día Internacional de la Mujer, este viernes en Nueva York (Estados Unidos). EFE

EFE

La ONU hizo este viernes un llamamiento a poner la innovación al servicio de la igualdad de género, reforzando la presencia femenina en la ciencia y la tecnología y pensando en las necesidades de las mujeres a la hora de impulsar nuevos proyectos.

Bajo el lema “Pensemos en igualdad, construyamos con inteligencia, innovemos para el cambio”, Naciones Unidas conmemoró el Día Internacional de la Mujer con un mensaje muy centrado en cómo la innovación puede acelerar el progreso hacia la igualdad.

“Tenemos que encontrar formas de reimaginar y reconstruir nuestro mundo para que funcione para todos”, subrayó el secretario general de la organización, António Guterres, en un acto en Nueva York.

Guterres recordó que las infraestructuras y sistemas actuales han sido en su gran mayoría pensados en una cultura dominada por los hombres y, a menudo, olvidan las necesidades específicas de mujeres y niñas.

“Las mujeres y las niñas deben tener oportunidades para contribuir al cambio real, así como a configurar las políticas, los servicios y la infraestructura que repercuten en sus vidas”, señaló en ese sentido la directora ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka.

Para Naciones Unidas, una mayor participación femenina en el ámbito de la innovación es crucial para avanzar hacia la igualdad, sobre todo en un momento en el que las nuevas tecnologías están transformando realidades en todo el mundo.

“La innovación y la tecnología son un reflejo de las personas que diseñan y crean”, recordó la responsable de ONU Mujeres.

Su agencia apunta por ejemplo a las posibilidades que abren los teléfonos inteligentes para las mujeres que viven en zonas rurales o a cómo los drones pueden resolver muchos problemas en áreas aisladas.

“Vivir en un lugar apartado ya no tiene que traducirse en un problema de exclusión cuando se pueden hacer transferencias de dinero desde dispositivos móviles y pagos digitales que pueden asegurar ayudas sociales incluso a los hogares más remotos. La ausencia de carreteras no tiene por qué suponer que la medicación que puede salvar vidas no llega a quienes la necesitan”, explicó Mlambo-Ngcuka.

En este 8 de marzo, la ONU quiso por ello dar protagonismo a destacadas innovadoras en el ámbito social y tecnológico, entre ellas la veterana astronauta Ellen Ochoa -la primera latina que viajó al espacio- o a la jefa de Marketing de Google, Lorraine Twohill.

Pero además de asegurar que las mujeres puedan crear y contribuir al desarrollo y a los usos de nuevas tecnologías, Naciones Unidas también insiste en la necesidad de que puedan diseñar políticas públicas que afectan a toda la población.

“Puede tratarse de planificación urbanística para garantizar la seguridad de las personas que caminan o se desplazan con medidas sencillas como una mejor iluminación y vías peatonales que tengan en cuenta datos recopilados colectivamente sobre zonas más susceptibles a incidentes de acoso o ataques”, explicó Mlambo-Ngcuka.

El problema de la falta de mujeres en los puestos de toma de decisión es prioritario para la presidenta de la Asamblea General de la ONU, María Fernanda Espinosa, quien es únicamente la cuarta mujer que ocupa ese cargo en toda la historia de la institución.

“Las mujeres están aún enormemente infrarrepresentadas en los puestos de liderazgo en el mundo y ha llegado la hora de cambiarlo”, señaló en una conferencia de prensa.

Con ese fin, Espinosa ha organizado para el próximo 12 de marzo una reunión de líderes mujeres, a la que asistirán entre otras las presidentas de Croacia, Estonia, Lituania, Nepal y Trinidad y Tobago junto a vicepresidentas y ministras de otros países.

Para Naciones Unidas, los cambios en favor de la igualdad tienen que ser “rápidos y radicales”, sobre todo en un momento en el que se da una reacción del patriarcado a los avances de las últimas décadas.

“Las agendas nacionalistas, populistas y de austeridad aumentan la desigualdad con políticas que limitan los derechos de las mujeres y reducen servicios sociales. No podemos ceder un terreno que se ha ganado durante décadas”, advirtió hoy Guterres.


Anuncio