Anuncio

Junta Supervisión advierte máquinas de vídeo-lotería perjudican a los casinos

Ciudadanos compran billetes del Powerball en un puesto de venta de lotería. EFE/Archivo

Ciudadanos compran billetes del Powerball en un puesto de venta de lotería. EFE/Archivo

EFE

La Junta de Supervisión Fiscal (JSF), entidad federal de control al Ejecutivo de Puerto Rico, entiende que el establecimiento de máquinas de vídeo-lotería podrían perjudicar los ingresos de los casinos, que indirectamente financian iniciativas y programas gubernamentales en la isla.

La directora ejecutiva de la JSF, Natalie Jaresko, cursó una carta a la responsable de la Compañía de Turismo, Carla Campos, en la que explica la importancia de los reglamentos requeridos como requisito para medir el impacto fiscal de la legalización de los terminales de vídeo-lotería, según informó hoy en un comunicado la entidad federal.

La carta detalla qué ingresos están potencialmente en riesgo en el plan fiscal certificado como consecuencia de la legalización de estas máquinas.

De igual modo se resaltan ciertas disposiciones que deben incorporarse en los reglamentos requeridos para minimizar los riesgos de “canibalización” de los ingresos, que no se incluyeron en el proyecto de reglamento que se presentó a la Legislatura el 1 de febrero de 2019.

El comunicado subraya que la carta dirigida a la directora ejecutiva de la Compañía de Turismo tiene el objetivo reiterar al Gobierno sobre los riesgos de la “canibalización” fiscal.

En septiembre del año pasado, señala el comunicado, la JSF comenzó a expresar su preocupación por el riesgo de “canibalización” de ingresos, tras la legalización de los terminales de vídeo-lotería.

El plan fiscal ya incluye ingresos significativos provenientes de actividades relacionadas con los juegos de azar, se recuerda.

A pesar de que las máquinas ya operan ilegalmente en Puerto Rico, sin reglamentos ni controles apropiados, la experiencia en otras jurisdicciones apunta a que la legalización de los terminales de vídeo-lotería puede afectar negativamente los ingresos de otros juegos existentes en Puerto Rico, indica el comunicado.

“Dado que la política de la Junta de Supervisión con respecto a normas, reglamentos y órdenes ejecutivas exige que los reglamentos finales de la vídeo-lotería sean sometidos y aprobados por la Junta previo a que entren en efecto, la carta debe contribuir a que la Compañía de Turismo emita reglamentos para el establecimiento de estas máquinas y que, ‘subsiguientemente’, la Junta pueda aprobar”, indica la nota.

Los requisitos reglamentarios descritos en la carta deberían contribuir a minimizar la erosión de los ingresos estipulados en el Plan Fiscal, indica.

“Esto incluye añadir disposiciones para el pago de los costos de supervisión y cumplimiento, el desarrollo de un proceso de concesión de licencias, la implantación de disposiciones tecnológicas y, en la medida de lo posible -en virtud del proceso constitucional dispuesto-, el establecimiento de reglamentos que rigen la confiscación y destrucción del resto de las máquinas ilegales de entretenimiento para adultos”, matiza el comunicado.

La carta expresa otros asuntos que la Compañía de Turismo podría evaluar mientras prepara los reglamentos de la vídeo-lotería para la revisión de la Junta de Supervisión.

Esto incluye formas para complementar el rol de la Compañía de Turismo como regulador, el ritmo en que se emiten las licencias de vídeo-lotería, formas de minimizar las consecuencias sociales negativas que puedan surgir, establecer disposiciones contra el lavado de dinero y terrorismo, y normas de control interno para salvaguardar y contabilizar todo el efectivo asociado con el funcionamiento de estas máquinas.


Anuncio