Anuncio

Lucas Madrid, el sufista uruguayo que va a por Tokio 2020 en los Panamericanos

Fotografía cedida por el surfista uruguayo Lucas Madrid donde se le ve montando una ola. EFE/Archivo Personal/Cortesía Lucas Madrid

Fotografía cedida por el surfista uruguayo Lucas Madrid donde se le ve montando una ola. EFE/Archivo Personal/Cortesía Lucas Madrid

EFE

El uruguayo Lucas Madrid conoció la pasión por el surf a los cinco años tras ver a su padre practicar en la tabla, deporte que hoy, con 27 años, le permitirá disputar unos Juegos Panamericanos con el sueño latente de llegar a Tokio 2020.

Si bien a lo largo de su carrera el surfista logró títulos como el primer puesto en Montañita (Ecuador) en la categoría Sub-21 en el 2012 o el Campeonato Uruguayo en 2016, Madrid aseguró a Efe que su mayor logro como deportista fue la clasificación a Lima 2019.

“Siempre fue un sueño y antes era algo que siempre veía muy lejano, quizás porque el surf no era un deporte olímpico, después, cuando pasó a serlo (...) se volvió un poco más real y me puse como objetivo poder entrar en ese proceso que hoy es una realidad y creo que es el mayor premio a tantos años de sacrificio”, detalló.

El deportista consiguió la clasificación a los juegos de Lima gracias a las puntuaciones obtenidas en el Circuito Latinoamericano, que practica desde 2012.

Respecto a las maniobras que realiza sobre su tabla, Madrid remarcó que su estilo de surf es clásico, pero que tiene con mucha fuerza.

“Creo que me destaco por eso, suelo caerme muy poco, no soy un surfista de repente que tenga muchas maniobras innovadoras como los aéreos (...) pero tengo un surf sólido y constante, eso me termina ayudando a finalizar las olas y tener buenos puntajes que me posibiliten seguir avanzando de rondas”, recalcó.

Madrid, quien disputará los Panamericanos en la primera edición que estos juegos tendrán el surf como disciplina, ya compitió prácticamente en toda Latinoamérica, además de Estados Unidos, Francia, España, Portugal, Marruecos e Indonesia, lugar que destacó como su preferido en el exterior.

“Indonesia es un lugar que se caracteriza mucho por la perfección y la constancia de sus olas. Es un lugar que tiene olas todos los días, hace calor, es un paraíso”, aseguró.

Allí, además, vivió una de las experiencias que más recuerda como surfista cuando en 2007 le tocó estar presente en un terremoto que lo encontró en el agua y le dio “un susto bastante grande”.

Ahora, a pocos meses de los juegos de Lima, el surfista resaltó que ya está trabajando para “estar muy presente en todos los detalles”, pues al momento de competir estos “van a hacer la diferencia”.

Mientras tanto, también pone su foco en poder clasificarse a los Juegos Olímpicos Tokio 2020, algo que sería para él “un sueño”.

“Siempre seguí a todos los que han tenido la suerte de estar en los Juegos Olímpicos y siempre me imaginé poder tener la chance de estar desfilando en la ceremonia de apertura. Hoy esa chance está presente, es real, se puede alcanzar y la voy a pelear hasta lo último para poder alcanzarla”, apostilló.


Anuncio