Anuncio
Share

Exigen leyes que protejan a empleados de media jornada en Los Ángeles

Exigen leyes que protejan a empleados de media jornada en Los Ángeles

LOS ÁNGELES.- Un voluntario de la tienda posa en el interior del local de 3.000 pies cuadrados, ubicado en el 7320 South Vermont Avenue, en Los Ángeles, California. EFE/Archivo

EFE

Empleados de tiendas minoristas, líderes sindicales y defensores de los derechos de los trabajadores exigieron hoy en un foro en Los Ángeles, California, leyes que protejan a trabajadores de “medio tiempo” que no cuentan con horarios fijos ni jornadas que les garantice un salario digno.

Más de 147.000 personas trabajan en Los Ángeles en tiendas minoristas, el segundo sector empleador más grande en el país, según un reporte presentado por una coalición en el foro Fair Workweek LA (Semana laboral justa en Los Ángeles).

Rachel Reyes, una hispana que forma parte de los empleados afectados, relató cómo una mañana, minutos antes de salir a trabajar, su jefe la llamó para decirle que su horario había sido cancelado.

Para Adrián C., del equipo de trastienda en la cadena Target, la lucha con los horarios se ha convertido en un suplicio para no perder su seguro médico, según dijo.

Anuncio

“Trabajar en la industria de tiendas minoristas significa vivir de cheque en cheque, pero nunca saber cómo va a llegar ese cheque”,. subrayó.

El foro pretende impulsar una legislación en Los Ángeles que imponga regulaciones como horarios de trabajo publicados con dos semanas de anticipación, el derecho a pedir un horario flexible y el derecho a declinar horarios sin tener represalias.

También se pretende obtener un pago predecible, derecho a descanso y acceso a horas adicionales.

Esta situación afecta a uno de cada diez trabajadores del Condado de Los Ángeles, de acuerdo con el estudio “Crisis de horarios”, realizado por la Universidad de California Los Ángeles (UCLA).

Anuncio

Los concejales Herb J. Wesson, Paul Koretz y Curren Price se unieron a las voces que mañana presentarán una propuesta al Ayuntamiento de la ciudad para que estudie si aprueba las regulaciones.

Price, impulsor del salario mínimo de 15 dólares por hora en toda la ciudad, se preguntó de qué sirve tener un buen valor de la hora si el trabajador no cuenta con el número suficiente de horas para alcanzar un salario digno.

“Los trabajadores del comercio minorista de Los Ángeles viven en una incertidumbre económica, dificultándoles predecir su ingreso, tener tiempo para ir a la escuela o atender a su familia”, advirtió el concejal.

Rusty Hicks, presidente de la Federación del Trabajo del Condado angelino, aseguró que la programación de horarios justa es un ingrediente básico en la dignidad humana, y que las grandes corporaciones están abusando del sistema y de los empleados. Gobiernos locales como el de Seattle, en el estado de Washington, ya establecieron regulaciones al respecto.

Lorena González, concejal de Seattle presente en el foro, explicó que las reglas establecidas en su ciudad han mitigado incluso el desempleo y ayudado en el bienestar de los trabajadores.

“Es lo mejor que le ha podido pasar a la ciudad, esperamos ayudar a expandir esta protección a otras ciudades”, expresó.

Además de la falta de previsión en los horarios, muchos trabajadores de media jornada se quejaron de no poder asistir a una cita médica o incluso a una reunión de la escuela de sus hijos.


Anuncio