Anuncio

Críticas ante posible nueva consulta sobre el estatus de Puerto Rico

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, habla durante una rueda de prensa. EFE/Archivo

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, habla durante una rueda de prensa. EFE/Archivo

EFE

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, planteó la posibilidad de celebrar una consulta sobre el estatus de la isla, que sería, de celebrarse, la segunda de su mandato, una iniciativa criticada por la oposición.

Partidos y analistas reaccionaron hoy al anuncio de Rosselló del miércoles de la posibilidad de un segundo plebiscito en su mandato sobre el estatus de Puerto Rico, un Estado Libre Asociado a Estados Unidos que cuenta con cierto grado de autonomía gracias a contar con constitución propia.

El anuncio sorprendió por haberse celebrado ya una consulta sobre el tema, en junio de 2017, en la que un 97 % de quienes votaron lo hicieron a favor de la anexión a EEUU, aunque el dato más relevante fue la participación de tan solo el 22,9 % del censo.

La baja participación restó peso al resultado, en una consulta condicionada por el boicot de la oposición del Partido Popular Democrático (PPD) y el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), que desacreditaron la consulta.

El resultado, en cualquier caso, fue irrelevante también por no ser vinculante al carecer de cualquier validez para el Congreso estadounidense, que es quién tiene la última palabra sobre el estatus político de la isla caribeña.

Luis Pabón Roca, uno de los principales analistas políticos de Puerto Rico, señaló a Efe que el anuncio de Rosselló responde a una maniobra para distraer la atención en un momento en el que como señaló ha quedado acreditada la incapacidad del actual gobernador para sacar adelante la situación por la que atraviesa la isla caribeña.

El analista dijo que la decisión de Rosselló pudo estar condicionada además por la necesidad de transmitir a su equipo de Gobierno que se presentará a las próximas elecciones, evitando así que cunda el desánimo entre los miembros de su gabinete.

“Como no se puede hablar de mejorar nada se habla de ‘estadidad’ -palabra utilizada en Puerto Rico para definir la anexión a Estados Unidos-", dijo Pabón Roca.

Destacó que Rosselló ha jugado siempre con el asunto del estatus para quitarse responsabilidades y así achacar al actual formato de Estado Libre Asociado todos los problemas que sufre la isla caribeña.

Rosselló, desde el inicio de su carrera, ha centrado el eje de su política en el cambio de estatus para convertir a Puerto Rico en un estado más de EEUU.

El también analista Jay Fonseca subrayó a Efe que, en su opinión, el anuncio de Rosselló está relacionado directamente con estar bien posicionado dentro de su formación, el PNP, de cara a su candidatura para presentarse a las elecciones generales de 2020.

“Se trata de mejorar sus números ante su partido”, sostuvo Fonseca, para quien Rosselló, con este anuncio, se anticipa a una encuesta que podría salir en breve sobre candidatos.

El presidente del opositor PPD, Aníbal José Torres, dijo hoy en conferencia de prensa que la formación no asumirá una postura institucional hasta que el PNP de Rosselló presente formalmente un propuesta de plebiscito.

Torres criticó que la propuesta se haga pública a pocos días del esperado anuncio de Rosselló de que se presentará a las elecciones de 2020.

El legislador del PIP Juan Dalmau indicó a través de un comunicado que la propuesta de un plebiscito “Estadidad Sí o No” conducirá a perpetuar el régimen colonial.

“Si ganara la ‘estadidad’ por un margen estrecho, como ya anticipó la senadora Lisa Murkowski, presidenta del Comité del Congreso sobre Puerto Rico, reflejaría que no existe la mayoría abrumadora necesaria y ocurriría nada, nos quedaríamos en la colonia”, sostuvo.

“Si perdiera la ‘estadidad’, triunfando el no, nos quedaríamos del mismo modo en la colonia”, concluyó.

La consulta, de celebrarse, será la sexta en la que se convoque a los puertorriqueños para preguntarles sobre la relación política entre Estados Unidos y la isla, un territorio del país norteamericano sujeto a los poderes plenipotenciarios del Congreso estadounidense, que algunos ven como una colonia y otros, desde que se dotó en 1952 de Constitución, como un Estado Libre Asociado.

Hasta el momento se han celebrado consultas sobre el asunto en los años 1967, 1993, 1998, 2012 y 2017, todas no vinculantes al realizarse al margen del Congreso estadounidense.


Anuncio