Anuncio

Denver renueva permanentemente el consumo de marihuana en ciertos negocios

El Concejo de Denver aprobó este lunes una ordenanza que convirtió en ley permanente el permiso para consumo social de marihuana en ciertos establecimientos, una actividad que, sin este voto, podría haber terminado en 2020. EFE/EPA/Archivo

El Concejo de Denver aprobó este lunes una ordenanza que convirtió en ley permanente el permiso para consumo social de marihuana en ciertos establecimientos, una actividad que, sin este voto, podría haber terminado en 2020. EFE/EPA/Archivo

EFE

El Concejo de Denver aprobó este lunes una ordenanza que convirtió en ley permanente el permiso para consumo social de marihuana en ciertos establecimientos, una actividad que, sin este voto, podría haber terminado en 2020.

Con diez votos a favor y uno en contra, los concejales aprobaron que el consumo de marihuana recreativa legal dentro de un local se amplíe a más de los únicos dos establecimientos que ahora tienen licencia para hacerlo.

Según los concejales, el hecho de que la Iniciativa 300 (la medida inicial aprobada en 2016) ya no tenga fecha de vencimiento le dará “estabilidad” a la industria, por lo que se espera que nuevos negocios soliciten licencias de consumo de alimentos con marihuana o de cigarrillos electrónicos con esa sustancia.

Al expresarse a favor de la medida, la concejala Kendra Black enfatizó que un plazo de menos de dos años “desanimaba” a los empresarios de la industria de la marihuana para abrir nuevos centros de consumo social, ante las dificultades de encontrar financiación y espacios por menos de 24 meses.

“No resultaba viable para potenciales negocios abrir un negocio por ese corto tiempo”, comentó Black.

El único voto en contra, por parte de Kevin Flynn, se debió, dijo el concejal, a que la nueva ley “no responde a los problemas” generales de la industria en Denver como el requisito de que estos establecimientos deben estar a más de 300 metros de escuelas, centros de cuidado infantil, centros recreativos municipales, parques públicos y lugares de tratamientos a adicciones.

Sin embargo, dijeron los concejales, si la industria crece, podrían acortarse esas distancias. De hecho, un grupo de consulta local convocado por Black se reunirá el próximo 4 de marzo para revisar esas y otras posibilidades y luego presentar sus recomendaciones ante el Concejo.

Pero otros elementos de la Iniciativa 300 seguirán vigentes, incluyendo limitar el consumo social de marihuana a ciertas áreas dentro de negocios como restaurantes, cafés, galerías de arte y estudios de yoga.

Simultáneamente, los concejales de Denver trabajan junto con legisladores estatales para que se modifiquen las actuales leyes de Colorado que prohíben que en los establecimientos de consumo social de marihuana se venda o se fume esa sustancia, y que se venda alcohol.


Anuncio