Anuncio

Debaten peligros de regímenes autoritarios en Oslo Freedom Forum en México

Vista general de la inauguración del "Oslo Freedom Foro México" este martes, en Ciudad de México (México). EFE

Vista general de la inauguración del “Oslo Freedom Foro México” este martes, en Ciudad de México (México). EFE

EFE

El Oslo Freedom Forum (OFF) sobre derechos humanos arrancó este martes en Ciudad de México con el fin de establecer un diálogo sobre las distintas realidades y peligros que se viven en los regímenes autoritarios y antidemocráticos de Latinoamérica.

Siendo esta la primera vez que el foro -el cual ya se ha celebrado en 10 ocasiones- llega a la región latinoamericana, los ponentes, en su mayoría activistas por los derechos humanos, denunciaron en la conferencia de prensa inaugural la difícil situación por la que pasan países como Nicaragua o Venezuela.

Según expresó el director legal de Human Rights Foundation (HRF), Javier El-Hage, en el mundo existen 93 regímenes autoritarios completos, de los cuales cinco se dan en Latinoamérica en Venezuela, Cuba, Nicaragua, Bolivia y Honduras.

“Estos regímenes violan la carta democrática”, aseveró, al tiempo que hizo un llamado a no hacer diferencias entre el autoritarismo, ya sea que defienda ideologías de izquierda o de derecha.

“Tanto las dictaduras de derechas como de izquierdas (...) todas terminan apoyándose entre ellas para reprimir a las personas que quieren libertad en esos países”, expuso.

En este sentido, El-Hage indicó que “parte del propósito del Oslo Freedom Forum es que nosotros le hablemos tanto a la gente racional de izquierdas como a la gente racional de derechas, a los demócratas”.

Al margen de dictaduras, el ponente aclaró que “todos los países democráticos tienen problemas de derechos humanos”.

A colación, algunos ponentes mencionaron de manera directa o indirecta la hoja de ruta del Gobierno de México, cuyo presidente, Andrés Manuel López Obrador, expuso hoy en su conferencia de prensa matutina el cese de recursos económicos para las organizaciones de la sociedad civil para evitar casos de corrupción.

Al respecto, la abogada y activista mexicana Lisa Sánchez hizo un llamado a la Administración federal para que “no se siga impidiendo el flujo de los recursos para las personas que están defendiendo los derechos humanos”.

En su turno de palabra, el expresidente boliviano Jorge Quiroga apuntó que este tipo de acciones que al parecer debilitan a las organizaciones de la sociedad civil son parte de la “receta autoritaria ya aplicada en muchos países” que finalmente han quedado despojados de una libertad de prensa real.

“Con las ONG pasa algo parecido, primero cortar el grifo diciendo que es injerencia, diciendo que son europeos que vienen aquí a darnos lecciones. Después, las criminalizan”, advirtió.

Por su parte, Rosa María Payá, hija del mítico activista cubano Oswaldo Payá, opositor del régimen castrista durante 25 años, indicó que en Latinoamérica es el momento de “una respuesta regional” que ponga fin a las dictaduras.

“El Grupo de Lima es un ejemplo de lo que una respuesta regional puede ser”, apuntó en referencia a esta instancia multilateral compuesta por 14 países y establecida en 2017 para buscar una salida pacífica a la crisis social y política de Venezuela.

No obstante, Payá matizó que estas respuestas no tienen que venir de crisis puntuales como la que está ocurriendo en ese país suramericano, sino que deben estar presentes y vigilantes siempre, cuidando que este tipo de situaciones críticas no pasen en la región.

“Esperamos que este foro sirva para abrir los ojos a los que están en posiciones de poder: parlamentarios, administraciones, sociedad civil, que también tiene una voz para arrancar el problema de raíz”, concluyó.

El Oslo Freedom Forum se celebrará únicamente durante el día de hoy en el Museo Nacional de Antropología e Historia de Ciudad de México.


Anuncio