Anuncio

Los neoyorquinos acuden a las urnas para escoger a su defensor del pueblo

Melissa Mark Viverito habla el miércoles 8 de enero 2014, tras convertirse en la primera persona latina en ocupar la presidencia del Concejo Municipal de Nueva York, el segundo puesto más importante en el gobierno de la ciudad tras el alcalde. EFE/Archivo

Melissa Mark Viverito habla el miércoles 8 de enero 2014, tras convertirse en la primera persona latina en ocupar la presidencia del Concejo Municipal de Nueva York, el segundo puesto más importante en el gobierno de la ciudad tras el alcalde. EFE/Archivo

EFE

Diecisiete candidatos se disputan el cargo de defensor del pueblo de Nueva York, ciudad que mañana martes celebra elecciones especiales para llenar esta vacante en una votación no partidista en la que tres latinos buscan hacer historia, si bien el favorito es el concejal negro Jumaane Williams.

El candidato ganador sustituirá a Letitia James, quien en las pasadas elecciones de noviembre fue electa fiscal general del estado, y ocupará el cargo hasta noviembre, cuando habrá elecciones municipales, entre ellas para un nuevo alcalde.

Al surgir la vacante, el alcalde Bill de Blasio convocó la elección especial y aunque antes han habido elecciones especiales en algunos distritos ésta es la primera que ocurre a nivel de toda la ciudad.

Los neoyorquinos deberán elegir entre 17 políticos, quince de ellos demócratas, entre ellos la expresidenta del Concejo Melissa Mark Viverito, de origen puertorriqueño y que encabeza la boleta electoral, los concejales de origen dominicano Ydanis Rodríguez, Rafael Espinal y Jumaane D. Williams, un afroamericano que cuenta con el más amplio apoyo de diversos sectores, así como el del influyente periódico The New York Times.

Sus agendas de salir electos incluyen desde los derechos de la mujer, el medioambiente, los cada vez mayores problemas del sistema público de transporte, el coste de las viviendas en Nueva York, entre otros.

Williams aspiró a subgobernador del estado de Nueva York en las pasadas elecciones de noviembre en las que enfrentó a la también demócrata Kathy Hochul, que buscaba revalidar, y aunque ella ganó la contienda, el concejal la sobrepasó en la ciudad de Nueva York con 414.000 votos frente a 354.000.

La lista la completan asambleístas estatales, abogados, activistas y una periodista en unos comicios en los que no se espera gran participación de electores en las urnas.

“A las elecciones especiales por lo general concurren pocas personas, son comicios a los que la gente le presta poca atención”, dijo a Efe el profesor e investigador del Centro de Estudios Puertorriqueños, Carlos Vargas.

Destacó además que es un puesto “que mucha gente aún no entiende cuál es su función y al no saber de qué se trata, posiblemente no vaya a votar” en grandes cantidades.

Agregó que aunque la Junta Electoral ha enviado recordatorios a los electores, “tampoco se ha promovido (la votación) tanto a excepción de 3 ó 4 candidatos han colocado varios anuncios en la televisión. Por lo general los que votan son los más motivados, los más involucrados en el mundo de la política”.

En Nueva York hay más participación en las urnas cuando son comicios para gobernador o presidenciales porque las municipales tampoco general el mismo interés, comentó.

Para las pasadas elecciones a gobernador del 2018 habían registrados en la ciudad unos 5.137.000 electores, la mayoría demócratas, de los que salieron a votar el 41,6 %.

Para las elecciones a alcalde, en el 2017 votó el 23 %, en las 2013 el 23,5 % y en las del 2009, el 25,9 % de los registrados.

“Sigue habiendo poca participación política a nivel municipal entre el electorado, no hay tanto interés por candidaturas”, recordó al citar los números más recientes de las votaciones.

Sin embargo, para las presidenciales del 2016 un 55,6 % de los electores inscritos en la ciudad salieron a las urnas.

Las urnas abren como de costumbre a las seis de la mañana y cerrarán a las nueve de la noche y no se requiere cumplir con un porcentaje de votos para ganar.

El que obtenga el mayor número, será el próximo defensor del pueblo, un puesto creado en 1993, que sustituye al alcalde en su ausencia o ni no puede ejercer su cargo.

El defensor del pueblo vigila que las agencias cumplan con su responsabilidad con los neoyorquinos, investiga querellas y puede presentar o ser coautor de propuestas de ley.

De acuerdo con Vargas ganará las elecciones mañana quien tenga la capacidad de movilizar el mayor número de votantes. “Muchos consideran a Williams en la delantera y fue el candidato que tuvo más preguntas de sus contrincantes durante los debates, pero, como no ha habido encuestas, es difícil decir quién ganará".

El cargo de defensor del pueblo sirvió a Bill de Blasio para llegar a la alcaldía y a Letitia James a ser fiscal general del estado.


Anuncio