Anuncio

Canadá concede visados a familiares de refugiada que perdió a sus 7 hijos

Miembros de la Policía Montada de Canadá trasladan e izan la bandera canadiense el viernes 10 de julio de 2015 en la ceremonia de inauguración de los Juegos Panamericanos, celebrada en el Rogers Center, en Toronto Canadá. EFE/Archivo

Miembros de la Policía Montada de Canadá trasladan e izan la bandera canadiense el viernes 10 de julio de 2015 en la ceremonia de inauguración de los Juegos Panamericanos, celebrada en el Rogers Center, en Toronto Canadá. EFE/Archivo

EFE

Familiares de Kauzar Barho, la refugiada siria que la semana pasada perdió a sus siete hijos en el incendio de su vivienda en Halifax (Canadá), tienen previsto su llegada hoy a Canadá después de que el Gobierno canadiense les concediese visados.

Las autoridades de Canadá no han identificado a los parientes de Barho, de 30 años de edad, a los que ha concedido visados, pero la refugiada siria había solicitado la presencia de su madre y hermano, que se encuentran desplazados en el Líbano.

El diputado por Halifax Andy Fillmore declaró hoy a la radiotelevisión pública canadiense, CBC, que individuos y organizaciones privadas han costeado los gastos y estancia de los familiares de Barho.

Fillmore añadió que el Ministerio de Inmigración de Canadá está acelerando la concesión de visados para que otros miembros de la familia Barho puedan entrar en el país para apoyar a Kauzar y a su esposo, Ibrahim.

Ibrahim Barho se encuentra en situación crítica en coma en un hospital de Halifax tras sufrir graves quemaduras en todo el cuerpo cuando intentó rescatar a sus hijos.

El incendio se produjo en la madrugada del martes de 19 de febrero en la vivienda que los Barho ocupaban en la localidad de Halifax.

El fuego rápidamente consumió la vivienda y causó la muerte de los siete hijos del matrimonio: Ahmad, de 15 años; Rola, de 12 años; Mohamed, de 9; Ola, de 8; Hala de 3; Rana, de 2 años; y Abdalá, de tres meses.

La familia llegó a Canadá en 2017 como refugiados huyendo de la guerra en Siria procedentes de Al Raqa, antigua “capital del califato” del grupo terrorista Estado Islámico (EI).

La tragedia de la familia Barho ha conmocionado a Canadá, que en 2015 abrió sus puertas para permitir la llegada de miles de refugiados sirios.

El sábado, miles de personas participaron en el funeral de los siete menores al que también asistió la madre.

Durante las exequias, Fillmore aseguró que el objetivo del Gobierno canadiense es que “tan pronto como sea posible” los familiares “puedan estar” junto con Kauzar.

La viceprimera ministra de la provincia de Nueva Escocia, Karen Casey, aseguró a la refugiada siria: “No les abandonaremos, no les dejaremos solos, viajaremos con usted este recorrido. Por favor acepte nuestro amor, por favor sienta nuestro cálido abrazo”, dijo.


Anuncio