Anuncio

Legisladores denuncian la presencia de supremacistas en el Ejército

El teniente general del Ejército de Estados Unidos, Jeffery S. Buchanan (c), llega al cruce fronterizo entre México y Estados Unidos, donde soldados instalan un cercado de alambre, el 9 de noviembre de 2018, en San Diego, California, EE. UU. EFE/Archivo

El teniente general del Ejército de Estados Unidos, Jeffery S. Buchanan (c), llega al cruce fronterizo entre México y Estados Unidos, donde soldados instalan un cercado de alambre, el 9 de noviembre de 2018, en San Diego, California, EE. UU. EFE/Archivo

EFE

Cuatro representantes demócratas del Congreso transmitieron hoy al secretario interino del Departamento de Defensa, Patrick Shanahan, su preocupación por la falta de controles para prevenir la presencia en las Fuerzas Armadas de miembros de grupos supremacistas blancos.

En una carta dirigida directamente al jefe del Pentágono, los congresistas Elijah Cummings, Anthony Brown, Jamie Raskin y Jackie Speier expresaron su “preocupación” por episodios como el ocurrido la semana pasada, cuando las autoridades arrestaron a un teniente de la Guardia Costera que supuestamente planeaba un ataque terrorista.

Christopher Paul Hasson, que se definía como “nacionalista blanco”, había reunido en su casa un arsenal con el que pretendía perpetrar un ataque contra periodistas y políticos, a los que acusaba de pertenecer a la izquierda radical, como la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi.

En su carta, los cuatro legisladores declararon su satisfacción por el hecho de que las autoridades lograran evitar que Hasson pudiera “ejecutar sus planes”, pero mostraron su “preocupación” de que una persona con semejantes ideas pudiera “servir en el Ejército”.

Los demócratas lamentaron, además, que este no sea un caso único y enumeraron otros en los que soldados participaron en actos de carácter supremacista, como las protestas racistas de 2016 en Charlottesville, en las que seis militares tomaron parte y que desembocaron en la muerte de una persona.

“Nuestra esperanza es de que se trate de episodios aislados y que no sean indicativos de un problema sistémico en las Fuerzas Armadas de EE.UU.”, añade la misiva, que también advierte de que este tipo de comportamiento puede afectar la “cohesión” de las tropas y, por lo tanto, a su capacidad de proteger al país.

Los cuatros congresistas plantearon nueve cuestiones a Shanahan sobre qué medidas está tomando el Pentágono para evitar un fundamentalismo político que, tal y como recuerdan, “está prohibido por ley” en las fuerzas armadas.


Anuncio