Anuncio

La Unión Europea condena el asesinato de un defensor ambiental en México

Fotografía de archivo fechada el 8 de marzo de 2018, que muestra al indígena náhuatl, dirigente comunitario en el municipio de Amilcingo, en el estado de Morelos (México), Samir Flores Soberanes, uno de los principales líderes opositores al proyecto de una termoeléctrica en esta zona, ha sido asesinado este miércoles, cuando salía de su domicilio del municipio de Amilcingo, en Temoac, Morelos (México). EFE/Archivo

Fotografía de archivo fechada el 8 de marzo de 2018, que muestra al indígena náhuatl, dirigente comunitario en el municipio de Amilcingo, en el estado de Morelos (México), Samir Flores Soberanes, uno de los principales líderes opositores al proyecto de una termoeléctrica en esta zona, ha sido asesinado este miércoles, cuando salía de su domicilio del municipio de Amilcingo, en Temoac, Morelos (México). EFE/Archivo

EFE

La Unión Europea (UE), así como las embajadas en México de los Estados Miembros y de Noruega y Suiza condenaron este viernes el asesinato del defensor del medioambiente Samir Flores, ocurrido el 20 de febrero en el estado de Morelos, en el centro de México.

La UE expresó su solidaridad y sus condolencias hacia los allegados de Flores en un comunicado, a la vez que mostró su preocupación por “el grado de violencia e intimidación al que se enfrentan muchos defensores en México”.

Además, llamó a las autoridades mexicanas competentes a dedicar todos los esfuerzos posibles a llevar a cabo una investigación transparente, rigurosa y que, a diferencia de los casos anteriores de asesinatos a defensores, tenga algún resultado que permita juzgar a los responsables.

Según el comunicado, si las pesquisas no se realizan de esta manera, se generan “zonas de silencio” donde los defensores no se atreven a trabajar para no poner en riesgo su propia vida o la de los que los rodean.

Un grupo armado asesinó a Flores, opositor a una obra apoyada por el Gobierno federal en el municipio de Temoac, Morelos.

Según medios locales, el asesinato tuvo lugar cuando personas a bordo de un vehículo dispararon contra el activista cuando salía de su domicilio.

Flores, que también trabajaba en una radio comunitaria, se oponía al Proyecto Integral Morelos, consistente en una central termoeléctrica y el gasoducto y acueducto que la alimentan en Huexca, Morelos, obra que respalda el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Estas instalaciones ya estaban avanzadas pero paralizadas por quejas de habitantes de la región.

Para resolver el tema, López Obrador anunció una consulta ciudadana el 23 y 24 de febrero para evaluar el futuro de la obra de más de 1.000 millones de dólares.

“La consulta la tenemos que continuar porque es un proceso que ya se acordó en una asamblea, ya se informó. La gente tiene todos los elementos y no podríamos detenerla porque no sabemos también con qué intención se cometió el crimen”, puntualizó el mandatario recientemente.

Afirmó que se investigará el asesinato y no descartó la posibilidad de que este suceso buscara entorpecer la realización de la consulta sobre la termoeléctrica.

De acuerdo con datos de organismos sociales, desde 2006 en México han sido asesinados más de 40 defensores de derechos humanos.


Anuncio