Anuncio

Desmantelado el servicio consular de Maduro en el país

Carlos Vecchio, representante ante EE.UU. del líder opositor Juan Guaidó, quien se declaró en enero presidente legítimo de Venezuela, habla durante el inicio de la Conferencia Mundial de la Crisis Humanitaria en Venezuela, el jueves 14 de febrero, en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA), en Washington (EE.UU.). EFE/Archivo

Carlos Vecchio, representante ante EE.UU. del líder opositor Juan Guaidó, quien se declaró en enero presidente legítimo de Venezuela, habla durante el inicio de la Conferencia Mundial de la Crisis Humanitaria en Venezuela, el jueves 14 de febrero, en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA), en Washington (EE.UU.). EFE/Archivo

EFE

Los representantes en Washington del líder opositor Juan Guiadó, quien se proclamó presidente encargado de Venezuela, informaron hoy del desmantelamiento del servicio consular venezolano en el país y la deserción de 11 de los 56 funcionarios acreditados por el Gobierno de Nicolás Maduro.

Además, los representantes -encabezados por Carlos Vecchio, delegado de Guaidó ante EE.UU.- dijeron haber asegurado ochos sedes -cinco en Washington y tres en Nueva York- y que han iniciado el proceso para asumir el control efectivo de la embajada y de los consulados, sin precisar un plazo para que esto se concrete.

“Se ha desmantelado todo el servicio consular”, declaró Gustavo Marcano al dar a conocer en una conferencia de prensa un informe del trabajo iniciado el pasado 4 de febrero, cuando el Gobierno de Trump dio el visto bueno a Vecchio como delegado de Venezuela.

Marcano, quien cumple las funciones de ministro consejero, advirtió que la red de ocho consulados de Venezuela en el país está “abandonada” y sin prestar ningún tipo de servicio.

Denunció también que los representantes de Maduro se llevaron el dinero obtenido con los servicios consulares y alrededor de 3.500 pasaportes y sellos, al tiempo que desmantelaron los enlaces con los sistemas de información y el registro electoral de su país.

De los 56 funcionarios acreditados ante Washington, 11 expresaron su respaldo a Guaidó, agregó Marcano, quien aseguró que siete funcionarios consulares están bajo las órdenes de Vecchio, otros tres en la embajada y uno más en la misión permanente ante las Naciones Unidas.

Según el delegado, una de las primeras acciones que les fue encomendada fue la de proteger los activos, en específico de las sedes propias y las cuentas bancarias, cuyos dineros están congelados y bajo tutela de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento).

“Logramos proteger esos activos para que sigan siendo propiedad de la República Bolivariana de Venezuela”, destacó Marcano, quien denunció que se había intentado vender el consulado de la ciudad de Nueva York y una sede de la agregaduría militar en Washington.

“Estamos elaborando un plan de reapertura de la función consular en los Estados Unidos”, complementó.

Marcano detalló que en una siguiente etapa designarán los nuevos equipos consulares y elaborarán un diagnóstico de las necesidades de los venezolanos en el país, cuya población se estima en 350.000, y posteriormente definirán un programa especial migratorio y el “control efectivo” de las sedes diplomáticas.

“Estamos haciendo todo el marco de la legalidad, estamos haciendo todo con la coordinación del Gobierno de los EE.UU. (...) y vamos a cumplir todos los aspectos legales hasta lograr el control efectivo de los activos”, añadió Marcano, quien destacó que las propiedades “están protegidas”.

Durante la conferencia, activistas de Code Pink acusaron a los delegados de Guaidó de “no representar al pueblo de Venezuela”, así como de orquestar junto a EE.UU. un golpe de Estado y crear una situación de crisis en las fronteras para justificar una intervención militar en ese país.


Anuncio