Anuncio

Educación P.Rico niega presiones para someter información falsa sobre Restart

La secretaria del Departamento de Educación de Puerto Rico, Julia Keleher. EFE/Archivo

La secretaria del Departamento de Educación de Puerto Rico, Julia Keleher. EFE/Archivo

EFE

La secretaria de Educación de Puerto Rico, Julia Keleher, negó hoy en un comunicado que la agencia que lidera esté presionando a los directores escolares para someter información falsa en los procesos de reclamaciones de fondos Restart.

Tras el paso de los huracanes Irma y María, el Departamento de Educación (DE) recibió 589 millones de dólares de ese programa, dinero que se ha ido utilizando en varios renglones dentro de las actividades permisibles, según el comunicado.

De esa asignación, el DE ha usado parte para la compra de libros y materiales educativos (84 millones), adquisición de cámaras de seguridad para los planteles escolares (24 millones), compra de pintura y trabajos en las escuelas (4 millones) y contratación de enfermeras escolares (14 millones), entre otros servicios.

“El Departamento de Educación ha trabajado de manera seria y responsable con el uso y manejo de los fondos federales que se han asignado tras el paso de los huracanes por la isla”, indicó la funcionaria.

“Esta asignación se ha hecho cumpliendo en su totalidad con las especificaciones y requerimientos impuestos. Además de que hemos instruido a nuestros directores en todo el proceso para que puedan hacer las reclamaciones cumpliendo con las especificaciones”, destacó Keleher.

Parte del proceso de distribución de los fondos ha requerido que la agencia adiestre y oriente al personal sobre los procedimientos para las reclamaciones en aquellas escuelas que hayan sido afectadas en la emergencia.

El DE solicitó a las escuelas un estudio de necesidades para identificar las áreas que requieren atención.

De acuerdo con el resultado de ese análisis, los directores deben preparar un plan en donde soliciten los materiales y equipos necesarios con las debidas justificaciones.

Igualmente, la agencia instruyó a los directores para que integraran las justificaciones como parte de la reclamación.

De la misma forma, Educación proveyó las opciones de reclamaciones a los directores, que sirven como guías en la gestión de reclamaciones.

Algunas de las opciones fueron daños ocasionados por inundaciones o árboles, filtraciones, daños estructurales, pérdida de materiales educativos o equipo en general, entre otras.

Asimismo, se le ofreció la alternativa en donde los directores podían informar sobre algún daño particular relacionado con la emergencia que no estuviese en la lista de opciones ofrecidas por el DE y que cumplieran con el programa federal.

Con relación a la denuncia sobre los fondos de Título 1 que no han llegado a las escuelas, la secretaria aclaró que, desde octubre, la mayoría de los planteles recibieron los presupuestos que son administrados por cada director escolar, una vez presentan sus planes de trabajos y estos son aprobados por la agencia.

Este año la agencia sufrió una reducción de fondos estatales de cerca de $100 millones, lo que ha requerido que el DE identifique otros fondos que puedan ser asignados a las escuelas. Algunos de estos son los del programa Restart.

“El DE está en la mejor disposición de orientar a cualquier legislador que tenga alguna duda del alcance y uso de los fondos federales asignados a la agencia”, subrayó la titular.


Anuncio