Anuncio

Fiscal de Nueva York denuncia a prisión que limitó electricidad varios días

La fiscal general del Estado de Nueva York, Letitia James, se unió este martes a la denuncia presentada por un grupo de defensores públicos federales contra la prisión en el condado de Brooklyn que a finales de enero pasado mantuvo a más de mil reos con electricidad y calefacción limitadas. EFE/Archivo

La fiscal general del Estado de Nueva York, Letitia James, se unió este martes a la denuncia presentada por un grupo de defensores públicos federales contra la prisión en el condado de Brooklyn que a finales de enero pasado mantuvo a más de mil reos con electricidad y calefacción limitadas. EFE/Archivo

EFE

La fiscal general del Estado de Nueva York, Letitia James, se unió este martes a la denuncia presentada por un grupo de defensores públicos federales contra la prisión en el condado de Brooklyn que a finales de enero pasado mantuvo a más de mil reos con electricidad y calefacción limitadas.

De acuerdo con un comunicado remitido por su oficina, James se unió a la demanda contra las autoridades federales de prisiones y contra el encargado del Centro de Detención Metropolitano de Brooklyn, que argumenta que se provocó una “crisis humanitaria” con las condiciones del presidio, en tanto que los cortes de energía se produjeron en los días más fríos del invierno neoyorquino.

Los responsables de los penales alegaron que el 27 de enero se produjo un incendio en una de las instalaciones, lo que derivó en un “apagón parcial” en uno de los edificios, el cual duró más de una semana.

Según la denuncia, durante todo ese periodo se produjo una “cancelación casi total” de visitas legales y familiares y que la situación de los presos no se conoció hasta que un representante accedió con una orden judicial.

“Las condiciones reportadas en el Centro de Detención Metropolitano son inaceptables e inhumanas. Estar encarcelado no debe dar lugar a que se les niegue los derechos humanos básicos”, aseguró la fiscal general citada en el comunicado.

La oficina de James afirma que el estado de Nueva York está preparado y cuenta con “amplia experiencia” en el manejo de emergencias en instalaciones correccionales, por lo que puede asesorar sobre protocolos y supervisión a la Corte Federal del Distrito Este en Brooklyn, donde se presentó la demanda.

“Nuestras instalaciones deben contar con protocolos y procedimientos adecuados en caso de emergencias”, insistió James, que accedió recientemente al cargo tras ser elegida el pasado noviembre.

El centro de detenciones aloja a unas 1.600 personas, en su mayoría a la espera de un juicio y acusadas de delitos de bajo calibre, aunque también hay otras que se enfrentan a cargos graves relacionados con el terrorismo, informaron medios locales.

Los encargados de prisiones explicaron que había calefacción, alumbrado de emergencia, agua caliente y servicios médicos, algo que grupos civiles y los mismos defensores públicos rebaten en la demanda, ya que la letrada que dirige al grupo comprobó que el penal estaba muy frío y no funcionaba la luz en las celdas, entre otras cosas.


Anuncio