Anuncio

Gobernador advierte en México que huelga puede afectar empleo de Tamaulipas

Trabajadores de maquiladoras protestan este jueves, en la ciudad de Matamoros, en el estado de Tamaulipas (México). EFE

Trabajadores de maquiladoras protestan este jueves, en la ciudad de Matamoros, en el estado de Tamaulipas (México). EFE

EFE

La estabilidad laboral en el estado mexicano de Tamaulipas, frontera con EE.UU., y en especial en la ciudad de Matamoros “se puede poner en riesgo” por la huelga de maquiladoras de las últimas semanas, dijo este jueves el gobernador de la entidad, Francisco García Cabeza de Vaca.

El 25 de enero, 48 maquiladoras se fueron a huelga en Matamoros y tras casi dos semanas de paro llegaron a un acuerdo con los trabajadores.

En su mayoría, las empresas, afiliadas al Sindicato de Jornaleros y Obreros Industriales y de la Industria Maquiladora, que agrupa a unos 30.000 trabajadores, otorgaron el 20 % de aumento salarial y un bono anual de 32.000 pesos (unos 1.660 dólares).

Sin embargo, hace una semana, otras 25 maquiladoras, que forman parte del Sindicato de Trabajadores de la Industria Maquiladora y Ensambladora (STIME) y del Sindicato Industrial de Trabajadores en Plantas Maquiladoras y Ensambladoras de Matamoros (SITPMEM), se unieron al paro de labores “aún sin contar” en sus contratos colectivos la cláusula del bono anual”.

“Esto puede ser el inicio de un gran problema porque se puede poner en riesgo la estabilidad laboral”, advirtió el mandatario estatal en entrevista con la cadena de radio mexicana MVS.

Dijo que una de las consecuencias de los paros laborales puede ser la salida del país de empresas extranjeras y la pérdida de empleos.

Según autoridades locales, se estima que las empresas maquiladoras de Matamoros despidan alrededor de unos 1.500 trabajadores antes de que finalice febrero, los afectados serán trabajadores que participaron directamente en la huelga.

Ante la gravedad del problema, García Cabeza de Vaca convocó a un diálogo nacional donde estén empresarios, sindicatos y legisladores.

Además acusó la pasividad del Gobierno federal “al no mediar” para resolver este conflicto laboral y contó que intentó hablar con el subsecretario de Gobernación para “hacerles ver la gravedad del asunto”, pero no acudieron a tiempo.

Un temor de las autoridades, era que el llamado a huelga llegará a otras ciudades como Reynosa y Ciudad Victoria, también en Tamaulipas.

Ante ello, el asesor de los trabajadores de maquiladores Marco Antonio Elejarza dijo hace dos días a medios que en Reynosa no sucederá lo mismo que ocurrió en Matamoros, ya que “prevalece el diálogo entre los corporativos y los obreros”, por lo que descarta algún tipo de manifestación.

Dijo que circuló en redes sociales información en la que se indicaba que se iniciaría una huelga en 45 compañías en esta ciudad, lo cual calificó como falso: “Estamos trabajando de forma pacífica, muy diferente a como se ha visto en Matamoros”, dijo.

Anticipó que este viernes se dará a conocer la cifra de empresas y trabajadores que están en pláticas.

En Matamoros, las movilizaciones y mítines en favor de mejoras laborales se iniciaron el 12 de enero luego de que los trabajadores denunciaron que no se aplicó el aumento del 100 % al salario mínimo anunciado por el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

El Gobierno mexicano decretó el aumento del 100 % en el salario en toda la zona fronteriza del país, incluida Matamoros, pero los obreros detectaron que dicho incremento supuestamente se “disfrazó" con eliminación de prestaciones.

En los últimos días los obreros acusaron a los empresarios de haber amenazado, perseguido y despedido a trabajadores que se manifestaron en favor de ir a la huelga.


Anuncio