Anuncio

Policías actuaron sin dañar a civiles en discoteca Pulse, según la fiscalía

Fotografía de archivo del Club gay Pulse en Orlando, Florida. EFE/Archivo

Fotografía de archivo del Club gay Pulse en Orlando, Florida. EFE/Archivo

EFE

La policía actuó de manera razonable y ninguna de las 180 balas que dispararon los agentes alcanzó a las víctimas de la masacre terrorista en el club nocturno Pulse, ocurrida en junio de 2016, según el informe de la Fiscalía de los Condados Orange y Osceola, Florida, publicado hoy.

Catorce policías, once de ellos miembros de la Policía de Orlando, abrieron fuego cinco veces durante tres enfrentamientos con Omar Mateen , un estadounidense de 29 años y origen afgano que la madrugada del 16 de junio de 2016, tras declarar su alianza con el Estado Islámico, atacó el club nocturno gay matando 49 personas.

Según revela el reporte de la investigación, la cual incluyó una revisión de las evidencias del caso y que se extendió seis meses, el enfrentamiento con el tirador duró más de tres horas.

“Nuestra investigación se centró en dos puntos y se limitó a revisar los disparos de la policía y en determinar si estos disparos fueron justificados o no”, dijo Aramis Ayala, fiscal del Noveno Distrito Judicial de la Florida.

“Mientras nuestra comunidad sufre por esta tragedia sin sentido (...), tengo la esperanza de que, al compartir estos resultados de esta investigación ayude a los sobreviviente y seres queridos a encontrar algún tipo de cierre”, dijo Ayala durante una conferencia de prensa este miércoles en un hotel del corazón turístico de Orlando.

El reporte de la fiscalía coincide con la conclusión de las investigaciones llevadas a cabo por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, que encontró que la Policía de Orlando actuó “de manera consistente con las mejores prácticas policiales, durante circunstancias extremadamente volátiles”.

“Puedo decir con confianza que ninguna de esas balas alcanzó a los civiles”, reiteró la jefa de los asistentes de fiscales, Deborah Barra.

Durante la conferencia de prensa se ofrecieron detalles técnicos de la investigación y del enfrentamiento entre los policías y Mateen, quien recibió un total de 7 disparos.

Antes de morir por los disparos de las fuerzas del orden, en las conversaciones que mantuvo con el teléfono de emergencia 911, Omar Mateen juró lealtad a Abu Bakr a-Baghadadi, líder del grupo terrorista Estado Islámico (EI), y pidió que EE.UU. dejase de bombardear Siria.


Anuncio