Anuncio

Miles de maestros de Denver inician huelga por cuestiones salariales

Unos 92.000 alumnos están afectados por la huelga iniciada hoy por miles de maestros de las escuelas públicas de Denver, que se retiraron de las negociaciones salariales que sostenían desde hace año y medio con las autoridades educativas, porque no lograron llegar a acuerdos. EFE/Archivo

Unos 92.000 alumnos están afectados por la huelga iniciada hoy por miles de maestros de las escuelas públicas de Denver, que se retiraron de las negociaciones salariales que sostenían desde hace año y medio con las autoridades educativas, porque no lograron llegar a acuerdos. EFE/Archivo

EFE

Unos 92.000 alumnos están afectados por la huelga iniciada hoy por miles de maestros de las escuelas públicas de Denver, que se retiraron de las negociaciones salariales que sostenían desde hace año y medio con las autoridades educativas, porque no lograron llegar a acuerdos.

Según las primeras indicaciones, unos 2.100 de los 4.300 maestros de las Escuelas Públicas de Denver (DPS) acataron la huelga, la primera que realiza este sector en 25 años.

Unas 160 escuelas, con unos 92.000 estudiantes, están afectadas por la medida de fuerza.

DPS, el mayor distrito escolar de Colorado, indicó que mantendrá abiertos tantos establecimientos como sea posible por medio de maestros sustitutos (no afiliados al sindicato de docentes de Denver) y de personal administrativo calificado para dar clases.

En caso de no haber suficientes maestros para una determinada escuela, se notificará a los padres sobre el cierre temporal de ese establecimiento.

Además, mientras dure la huelga, DPS seguirá ofreciendo ciertos servicios no relacionados con actividades dentro de las aulas, como transporte escolar, comidas (desayunos y almuerzos) y programas “activos y pasivos” durante y después del horario de clases.

Pero todos los programas de educación preescolar han sido cancelados hasta nuevo aviso.

“Me desilusiona mucho que los representantes sindicales abandonasen las negociaciones y dejasen de conversar para tratar de llegar a un acuerdo”, dijo Susana Cordova, superintendente de DPS.

“A pesar de la decisión del sindicato de no negociar, seguimos comprometidos a trabajar con los líderes sindicales para terminar con esta huelga”, agregó.

De hecho, DPS y los dirigentes del gremio docente reanudarán las conversaciones mañana martes, tratando de superar una diferencia de unos 5 millones de dólares anuales entre lo que ofrece DPS y lo que piden los maestros en cuanto a mejoras salariales.

Además, mientras DPS insiste en que el salario debe depender del rendimiento académico del docente (es decir, del desempeño de los estudiantes a cargo de ese docente), el sindicato pide que se ofrezca un salario fijo a los educadores.

“La compensación por desempeño se ofreció como una manera de retener a los mejores maestros en el distrito, pero se ha vuelto demasiado costosa para DPS”, opinó en declaraciones escritas enviadas a Efe por Val Flores, miembro de la Junta Directiva de Educación de Colorado.

“Y ese sistema ya no resulta adecuado para los maestros, quienes ya no pueden depender de salarios impredecibles que cambian de año en año”, subrayó la educadora.

Mientras tanto, numerosas organizaciones locales, incluyendo centros comunitarios, bibliotecas públicas e iglesias, anunciaron que extenderán los horarios de sus programas para ofrecer sus servicios tanto a los estudiantes afectados como a los maestros que no percibirán sus salarios durante la huelga.


Anuncio