Anuncio

Ayuda de 1.500 millones de dólares a P.Rico provocará crecimiento de 4,2 %

La recién aprobación de 1.500 millones de dólares de EE.UU. para restaurar viviendas, infraestructuras y negocios dañados en Puerto Rico por el paso del huracán María hace un año y cuatro meses, provocará un crecimiento económico de 4,2 % para el año fiscal 2020 y continuará positivo hasta el 2022. EFE/Archivo

La recién aprobación de 1.500 millones de dólares de EE.UU. para restaurar viviendas, infraestructuras y negocios dañados en Puerto Rico por el paso del huracán María hace un año y cuatro meses, provocará un crecimiento económico de 4,2 % para el año fiscal 2020 y continuará positivo hasta el 2022. EFE/Archivo

EFE

La recién aprobación de 1.500 millones de dólares de EE.UU. para restaurar viviendas, infraestructuras y negocios dañados en Puerto Rico por el paso del huracán María hace un año y cuatro meses, provocará un crecimiento económico de 4,2 % para el año fiscal 2020 y continuará positivo hasta el 2022.

Así lo aseguró hoy el presidente de Estudios Técnicos, firma de planificación, asesoría económica y estrategias de mercado, en Puerto Rico, Graham Castillo, referente a la asignación en fondos del programa de Desarrollo Comunitario con Subsidio Determinado para la Recuperación de Desastres (CDBG-DR, en inglés) por los huracanes Irma y María.

Castillo indicó que la llegada de estos fondos le dará mayor certeza a las proyecciones económicas revisadas de la firma local, que apuntan hacia un incremento en la actividad económica de 4,2% para el año fiscal 2020 y 2,1% para el 2021, con un incremento en la inversión de 20,2% y 15,2% para los mismos años.

El también economista agregó que el impacto positivo de nuevas partidas de fondos para la reconstrucción se extendería hasta el 2022 cuando se estima que el crecimiento será de 1,7%, según el actual estimado revisado de Estudios Técnicos.

La firma dijo además que el crecimiento económico de Puerto Rico para el año fiscal 2019 será de 3,1%.

Castillo se hizo eco del anuncio que ofreció recientemente el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de Estados Unidos (HUD, en inglés) sobre los 1.500 millones de dólares en fondos de reconstrucción para la isla, tras su devastación provocada por los mencionados ciclones en septiembre de 2017.

Para recibir estas ayudas millonarias el Gobierno de Puerto Rico tuvo que identificar insuficiencias de vivienda e infraestructuras provocadas por los huracanes María e Irma.

Castillo, a su vez, indicó que de acuerdo al Plan Consolidado de este programa federal, unos 1.000 millones de dólares estarán destinados a la construcción y rehabilitación de vivienda.

Con esta ayuda, según afirmó el propio economista en declaraciones escritas, espera que para la segunda mitad del año, “se verá un aumento en la inversión en construcción de vivienda y, con ello, un incremento en las ventas de cemento, así como en el empleo en la construcción”.

“También esperamos aumentos en la venta al detalle, de materiales de construcción y efectos del hogar”, resaltó el principal oficial de Estudios Técnicos.

Castillo dijo además que espera que próximamente el Gobierno estadounidense otorgue otros 8.000 millones de dólares adicionales, de los cuales aseguró que “mejorarán la actividad económica en la isla y las condiciones sociales de aquellas personas de ingresos bajos y moderados con necesidades de vivienda resultantes del paso del huracán María”, específicamente la población de mayor edad.

Aunque la inyección en fondos federales contribuirá a reactivar la economía, Castillo hizo hincapié en la necesidad de un plan para el desarrollo económico sostenido, que incorpore proyectos innovadores en áreas de oportunidad para Puerto Rico.

Por ello, Estudios Técnicos estima que entre los sectores que previsiblemente más aportarán a la economía, son la manufactura, servicios avanzados -incluyendo los de tecnología, servicios de salud, servicios financieros y algunos otros- la agroindustria y el turismo.

El huracán María, que causó 2.975 muertes reconocidas oficialmente y daños por cerca de 90.000 millones de dólares, también provocó que unas 55.000 viviendas se mantengan con techos provisionales.

Un acuerdo suscrito en septiembre de 2018 entre el Departamento de Vivienda de EE.UU. y el gobierno de la isla establecía mil millones de dólares para vivienda.

El plan incluye fondos para asistencia de alquiler para adultos mayores y otros colectivos vulnerables.

Las ayudas servirán también para atender un programa de 36 millones de dólares que otorga 6.000 dólares por hogar para electrodomésticos dañados.

La cantidad anunciada el año pasado también se destinará para atender un plan de revitalización económica de 145 millones de dólares que otorga 50.000 dólares para negocios afectados por el huracán.

El plan asigna además subsidios para incubadoras y aceleradores de pequeñas empresas, con un límite de 2,5 millones de dólares de máximo por operación.

Además, hay 10 millones de dólares destinados a formación para trabajadores.

Para apoyar la reparación de infraestructuras dañadas durante los huracanes se destinarán 100 millones de dólares.

Un año y cuatro meses después del paso devastador del huracán María, la isla aún se encuentra en pleno proceso de reconstrucción, aunque también hay signos de recuperación en varias zonas de su territorio y en sectores como el turismo.


Anuncio