Anuncio

El primer ministro canadiense niega que presionase para favorecer a empresa

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, habla durante la mesa redonda africana 'Call to Invest' Inc. en el marco del Debate General de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), el martes 25 de septiembre de 2018, en la sede del organismo, en Nueva York (Estados Unidos). EFE/Archivo

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, habla durante la mesa redonda africana ‘Call to Invest’ Inc. en el marco del Debate General de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), el martes 25 de septiembre de 2018, en la sede del organismo, en Nueva York (Estados Unidos). EFE/Archivo

EFE

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, negó hoy que intentase presionar a la anterior ministra de Justicia para lograr un trato de favor para la mayor firma de consultoría e ingeniería del país, SNC-Lavalin.

Trudeau afirmó durante una rueda de prensa que el artículo publicado hoy en el periódico “The Globe and Mail”, que le acusa de presiones en favor de SNC-Lavalin es “falso”.

“Las acusaciones en el artículo de ‘The Globe’ de esta mañana son falsas”, dijo Trudeau, que se mostró evasivo ante las preguntas de los medios de comunicación.

“Ni el actual ministro de Justicia ni el anterior recibieron instrucciones mías o de nadie en mi oficina para tomar una decisión en este tema”, aseguró el jefe del Gobierno, quien se negó a contestar si “presionó" para conseguir el acuerdo para SNC-Lavalin.

Según el periódico canadiense, la anterior ministra de Justicia, Jodie Wilson-Raybould, fue reemplazada el 14 de enero de 2019 cuando se negó a ordenar que la fiscalía negociase un acuerdo con SNC-Lavalin para que la empresa evitase responsabilidades criminales por el pago de sobornos.

El mismo día que Wilson-Raybould fue sustituida por Trudeau, la ministra escribió un memorándum en que señalaba que el cargo “exige una medida de independencia basada en principios”.

“Es un pilar de nuestra democracia que nuestro sistema de Justicia esté libre incluso de la percepción de interferencia política”, añadió Wilson-Raybould, que actualmente ocupa el puesto de ministra de Asuntos para Veteranos, un cargo que es considerado un descenso de categoría.

La Policía Montada canadiense ha acusado a SNC-Lavalin de pagar decenas de millones de dólares a la familia del difunto líder libio Muamar el Gadafi entre 2001 y 2011 para conseguir contratos de infraestructuras en Libia.

Este no es el único caso de corrupción en el que está implicada la compañía.

La semana pasada, un exdirector general de SNC-Lavalin Pierre Duhaime se declaró culpable en otro caso de pago de sobornos para la construcción de un hospital en Montreal con un presupuesto de 1.300 millones de dólares canadienses (975 millones de dólares estadounidenses).

Duhaime dejó SNC-Lavalin en 2012 tras descubrirse que aprobó el desembolsó de decenas de millones de dólares en pagos a personas no identificadas.


Anuncio