Anuncio

Otras 29 empresas se unen al paro de labores en ciudad mexicana de Matamoros

El centro por departamentos Wal-Mart de México anunció el 12 de febrero de 2008, en Ciudad de México, que durante 2008 invertiría un total de 12.500 millones de pesos para abrir 205 unidades comerciales nuevas, con lo que aumentaría su plantilla laboral en 21.000 empleos. EFE/Archivo

El centro por departamentos Wal-Mart de México anunció el 12 de febrero de 2008, en Ciudad de México, que durante 2008 invertiría un total de 12.500 millones de pesos para abrir 205 unidades comerciales nuevas, con lo que aumentaría su plantilla laboral en 21.000 empleos. EFE/Archivo

EFE

Otras 29 empresas de la fronteriza ciudad mexicana Matamoros se unieron este jueves al paro de labores con demandas similares a las hechas por 45 maquiladoras que iniciaron una huelga masiva el pasado 25 de enero, exigiendo aumento salarial del 20 % y un bono anual de 32.000 pesos (1.674 dólares).

De ese grupo de 45 empresas, en las dos últimas semanas más de 40 acordaron darle el aumento y el bono a los trabajadores, pero en otros casos decenas de obreros han denunciado represalias por parte de sus patrones ya que algunos de sus compañeros fueron despedidos por encabezar la huelga.

Empleados de empresas que no son del ramo de la maquila también se han puesto en paro de labores, entre ellas PASA, que presta sus servicios al municipio para la recolección de residuos.

En tanto, trabajadores de supermercados como Smart, Soriana, Walmart y Chedraui también están en paro “por mejor trato y salario justo” luego de que sus empleados han manifestado su descontento con el sindicato que los representa.

La titular de la Secretaría Estatal del Trabajo, María Estela Chavira, aceptó que hay preocupación de que la “fiebre” de la huelga se expanda a las ciudades de Reynosa y Nuevo Laredo, también ubicadas en la frontera con Estados Unidos al igual que Tamaulipas.

“Hay preocupación y ocupación. Eso es en lo que se está enfocando este gobierno; esa es la línea, ocuparnos, y entendemos que esto es un decreto de competencia federal”, manifestó.

En tanto, los oficiales de la Junta Local de Conciliación señalaron que hasta el momento ninguna de las empresas que se encuentra en paro de labores se ha acercado para llegar a un diálogo jurídico con los obreros.

Los obreros estallaron la huelga hace y casi dos semana en 45 empresas de la zona de Matamoros luego de que unos 45.000 trabajadores exigían un aumento salarial del 20 % y el pago de un bono anual de 32.000 pesos (unos 1.685 dólares), cifras que le dan nombre a su movimiento llamado 20/32.

El Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador decretó un aumento del 100 % en el salario en toda la zona fronteriza del país, incluida Matamoros, pero los obreros detectaron que dicho incremento se “disfrazó" con la eliminación de prestaciones.

En la zona fronteriza, el salario mínimo general ha sido establecido en 176,72 pesos (unos 8,78 dólares) por día, además de que el gobierno mexicano bajó los precios de los combustibles y redujo del 35 % al 20 % el impuesto sobre la renta.

Los patrones no cumplieron con el contrato colectivo de trabajo que los obligaba a aumentar proporcionalmente el tabulador salarial de miles de obreros.

Desde el inicio los obreros pidieron a los líderes sindicales resolver el conflicto y tener “claridad” en la revisión salarial e informes oportunos sobre las negociaciones pero de inmediato identificaron un posible pacto con las empresas por lo que detonaron un paro de labores.


Anuncio