Anuncio

Gobierno yemení y hutíes logran un acuerdo preliminar sobre Al Hudeida

Vista general de una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU. EFE/Archivo

Vista general de una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU. EFE/Archivo

EFE

El Gobierno de Yemen y los rebeldes hutíes alcanzaron un “compromiso preliminar” sobre la retirada de las fuerzas de la ciudad clave de Al Hudeida, informó este jueves la ONU.

El acuerdo debe ser aprobado aún por los líderes de los dos bandos y Naciones Unidas espera convocar a las dos partes durante la próxima semana para cerrar todos los detalles, indicó el portavoz de la organización Stéphane Dujarric.

Según la ONU, las dos partes han dado su “firme compromiso” de respetar y mejorar mientras tanto el alto el fuego en la zona.

Naciones Unidas ha mediado durante los últimos días en las conversaciones entre el Gobierno y los hutíes a bordo de un buque internacional anclado en el puerto de Al Hudeida, en las que se buscaba avanzar en la implementación de las medidas pactadas el pasado diciembre en Suecia.

Uno de los puntos clave de aquellas negociaciones era la retirada de las tropas de los dos bandos de Al Hudeida, un puerto del mar Rojo considerado fundamental para la entrada de ayuda en el país, que vive la mayor crisis humanitaria del mundo.

Según la ONU, el “compromiso preliminar” adoptado es fruto de una propuesta de Michael Lollesgaard, el nuevo jefe del equipo de la organización que supervisa el alto el fuego en la zona y quien ha mediado en las últimas conversaciones.

Dujarric explicó que Lollesgaard planteó la opción con el fin de ayudar a superar las diferencias que aún mantenían las partes tras ese diálogo y a ambas les pareció “aceptable, en principio”, para desbloquear la implementación de lo pactado en Estocolmo.

En la capital sueca el Gobierno y los hutíes mantuvieron sus primeras consultas de paz desde 2016, que se cerraron con un acuerdo para una tregua en Al Hudeida y para retirar de allí a todas las tropas, dejando la zona en manos de fuerzas locales.

En ese pacto se dio a la ONU un papel de observación, que la organización asumió con el envío de decenas de expertos bajo mando del holandés Patrick Cammaert, en un primero momento, y de Lollesgaard ahora.

En paralelo, durante los últimos días representantes el Gobierno yemení y del movimiento rebelde han mantenido en Ammán conversaciones para un gran intercambio de prisioneros, otra de las medidas impulsadas en Suecia.

El conflicto armado en Yemen se desató en 2014, cuando los rebeldes hutíes, respaldados por Irán, ocuparon Saná y otras provincias del país.

La contienda se recrudeció en 2015 con la intervención de la coalición militar liderada por Arabia Saudí e integrada por países suníes a favor de las fuerzas leales al presidente Abdo Rabu Mansur Hadi.


Anuncio