Anuncio

Escuelas de Denver intentan recuperar la confianza de maestros extranjeros

Las Escuelas Públicas de Denver (DPS, en inglés) activaron hoy un paquete de medidas para recuperar la confianza de los maestros extranjeros luego de que se dijese que serían reportados a "inmigración" si iban a la huelga. EFE/Archivo

Las Escuelas Públicas de Denver (DPS, en inglés) activaron hoy un paquete de medidas para recuperar la confianza de los maestros extranjeros luego de que se dijese que serían reportados a “inmigración” si iban a la huelga. EFE/Archivo

EFE

Las Escuelas Públicas de Denver (DPS, en inglés) activaron hoy un paquete de medidas para recuperar la confianza de los maestros extranjeros luego de que se dijese que serían reportados a “inmigración” si iban a la huelga.

Una de las nuevas medidas de DPS, el mayor distrito escolar en Colorado, con unos 92.000 estudiantes, 11.100 empleados y 4.500 maestros, entre ellos, 100 maestros extranjeros con visas de trabajo H-1B y J, es un portal anónimo bilingüe para preguntas y reuniones con las máximas autoridades educativas locales.

La actual disputa salarial entre DPS y el sindicato de maestros, y la decisión de ese sindicato de declararse en huelga (decisión postergada por la intervención del gobierno estatal) colocaron a DPS en una situación en la que el distrito escolar podría verse obligado a indicarles a las autoridades federales de inmigración los nombres de los maestros extranjeros en huelga.

Según aclaró en un comunicado la superintendente de DPS, Susana Cordova, la información inicial, difundida el pasado 22 de enero, fue “un error”, dado que la obligación de DPS en caso de huelga incluye avisar a las autoridades correspondientes del inicio del paro, pero no dar los nombres de los involucrados, extranjeros o no.

“Lamentamos profundamente el dolor y la ansiedad que hemos causado (con la información errónea)”, expresó Cordova por escrito, pidiendo que el error no fuese usado “para crear más temor y divisiones entre nuestros empleados y comunidades”.

Como parte de lo que Cordova caracterizó como “el proceso de restaurar relaciones fracturadas”, desde esta mañana funciona un portal en línea, en inglés y en español, para que las personas interesadas, sean maestros o miembros de la comunidad, puedan comunicarse directa y anónimamente con DPS para hacer preguntas o para presentar quejas o denuncias.

Además, DPS pagará por un “procesamiento acelerado” de todas las visas H-1B aún pendientes de sus maestros. Y también aumentará la cantidad de abogados internos y externos dedicados a gestionar y revisar esas visas.

Como parte del nuevo paquete de medidas, todas las personas involucradas en la gestión de visas (recursos humanos, abogados de DPS, consultores) deberán participar en programas continuos de entrenamiento cultural.

Y DPS facilitará “sesiones de prácticas de restauración” entre los empleados de DPS y los maestros extranjeros enfocadas en mejorar la comunicación entre esos dos grupos. Además, Cordova prometió esta mañana “salarios competitivos” para todos los docentes de DPS y especialmente para aquellos en escuelas con alto nivel de pobreza, en donde generalmente trabajan los maestros extranjeros.

Con respecto al reciente “error de información”, Cordova enfatizó que “nadie actuó con intenciones maliciosas”, pero reconoció que el error causó “un profundo daño”. Pero, dijo “DPS no ha reportado ni reportará a ninguno de sus empleados a inmigración”.


Anuncio