Anuncio

El canje de prisioneros en Yemen “pende de un hilo”, según la Cruz Roja

Un miembro del personal del Comité Internacional de la Cruz Roja descarga cajas con suministros médicos, Saná, Yemen. EFE/Archivo

Un miembro del personal del Comité Internacional de la Cruz Roja descarga cajas con suministros médicos, Saná, Yemen. EFE/Archivo

EFE

El canje de prisioneros pactado por las partes de la guerra en Yemen “pende de un hilo” ante las dificultades para lograr un acuerdo sobre las listas de personas que deben ser liberadas, según avisó este lunes el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), que está facilitando el proceso.

Representantes del Gobierno yemení y de los rebeldes hutíes van a reunirse nuevamente en Ammán este martes para tratar de desbloquear la situación y sacar adelante el canje acordado en las conversaciones celebradas el pasado diciembre en Suecia.

“Sabremos mejor para finales de esta semana si vamos a ver o no implementación de este acuerdo”, explicó el director de operaciones del CICR, Dominik Stillhart, en un encuentro con periodistas en Nueva York.

Según Stillhart, ahora mismo el proceso “pende de un hilo”, con una importante falta de confianza entre las partes y con grandes dificultades para acordar las listas de prisioneros en cuestión.

Cada bando ha transmitido un listado con unas 8.000 personas que quieren ver liberadas, un número “inusualmente grande” en este tipo de canjes y que, para el CICR, será imposible cumplir.

Según Stillhart, en las listas iniciales entregadas por cada bando aparecen numerosas personas que la otra parte no tiene en su poder y que probablemente fallecieron durante el conflicto.

“Hay mucha decepción en ambos lados”, explicó el responsable de la Cruz Roja, que dijo que su delegación ha estado recibiendo cada día llamadas de familiares preguntando si sus seres queridos están en las listas.

Según Stillhart, el CICR está listo para llevar a cabo la parte logística del intercambio, pero lo complicado va a ser lograr que el Gobierno y los rebeldes lleguen a un pacto sobre los listados.

La semana pasada, los hutíes y la coalición liderada por Arabia Saudí que interviene en la guerra en apoyo gubernamental llevaron a cabo un primer canje, en el que Riad liberó a siete presos rebeldes a cambio de un saudí enfermo.

El conflicto armado en Yemen se desató en 2014, cuando los rebeldes hutíes, que cuentan con el respaldo de Irán, ocuparon Saná y otras provincias del país.

La contienda se recrudeció en 2015 con la intervención de la coalición militar integrada por países suníes a favor de las fuerzas leales al presidente Abdo Rabu Mansur Hadi.


Anuncio