Anuncio

En lo que va de año ha habido 59 bajas en el cuerpo de policía de Puerto Rico

Vista de una patrulla de policía circula cerca de San Juan (Puerto Rico). EFE/Archivo

Vista de una patrulla de policía circula cerca de San Juan (Puerto Rico). EFE/Archivo

EFE

En lo que va de 2019 han renunciado a su puesto de policía 59 agentes en Puerto Rico, una cifra que contrasta con la de 130 ofrecida por el presidente de la Corporación Organizada de Policías y Seguridad, (COPS), Jaime Morales, quien calcula que para fin de año el número suba a unos 2000, la mitad de ellos por jubilación.

Ayer mismo el gobernador de la isla advertía de que la seguridad en la isla no está ni mucho menos al borde del colapso, aunque reconoció y afirmó que “por supuesto” se están marchando muchos de ellos.

El comisionado de la Policía de la isla Puerto Rico, Henry Escalera, dijo hoy en declaraciones realizadas a la emisora radiofónica Radio Isla, que se trata de un “proceso que se da, siempre se ha dado” y agregó que “mensualmente hay renuncias” en el cuerpo de fuerzas de seguridad.

El responsable de la policía de la isla, además subrayó que hay unos 855 candidatos para la academia de la uniformada, sin embargo, solo tienen el presupuesto para promocionar a 100 cadetes.

También manifestó que aunque no tienen fecha para el cierre de la convocatoria, se espera que se inicien las labores de la academia para finales de febrero y así cumplir con la orden del juez federal, Gustavo Gelpí.

“Estamos trabajando para cumplir con la orden”, concluyó.

El presidente de la Corporación Organizada de Policías y Seguridad, (COPS), por su parte, subrayó, en declaraciones al mismo medio, que las bajas que se han producido en el poco más de mes que se lleva de enero, se situó entre las 135 a 140 debido a “todo lo que le han quitado”, aunque de ellos unos 60 se deben a jubilaciones.

Morales agregó que alrededor de mil policías se retirarán por que han llegado a la edad para salir del cuerpo, pero auguró que habrá más salidas en caso de que no se lleven a cabo “cambios sustanciales” que haga que resulte “atractivo” trabajar en el negociado.

“No sabemos que puede ocurrir en los meses subsiguientes y podemos terminar el año con menos dos mil policías”, agregó.

En el 2018 alrededor de 900 policías abandonaron la uniformada.

Por si fuera poco el director del Departamento de Registro de Armas del Negociado de la Policía, adscrito al Departamento de Seguridad Pública (DSP), Johnny Acevedo, admitió el viernes, que existe un atraso en el proceso policial para la obtención de licencia de armas.

“El atraso se debe al huracán María. Se continuaron recibiendo solicitudes pero no obstante, ya nos estamos poniendo al día en los 120 días que otorga la ley”, dijo Acevedo en declaraciones a los medios tras una inspección ocular de la Comisión de Seguridad Pública, que preside el representante Félix Lassalle.

Al ser cuestionado sobre el número de solicitudes que sobrepasan los 120 días, Acevedo contestó que “son poquitas” y, posteriormente, subrayó que alrededor de 100 solicitudes, de “miles” que reciben, no son atendidas en ese periodo de tiempo.

El negociado de la policía cuenta con un personal de alrededor de 30 para estas gestiones.

En declaraciones realizadas ayer tras participar en un acto relacionado con la esterilización y vacunación de animales, el gobernador de la isla, aseguró que el gobierno “está atendiendo” la situación relacionada con la emigración de policías a Estados Unidos.

“Hemos comenzado con la reforma de la policía para transicionar a efectivos que estaban en acciones administrativas, hacia la calle”, dijo.

Ya se ha superado el dato de 250 personas que estaban en un “rol administrativo cuando podían estar en la calle”, subrayó.

A su vez, manifestó que otra de las medidas encaminadas a mejorar la situación es que se va a abrir una nueva ventana “para febrero y marzo de la nueva academia de policía. Ya hemos tenido muchísimo interés para tener nuevos cadetes. Es la primera vez que se lleva a cabo desde 2014 y nos permite tener ese reclutamiento” necesario.

Tampoco quiso desaprovechar la oportunidad para recordar que se le ha otorgado al cuerpo el primer aumento de sueldo en cinco años.

“Confío en nuestros policías y si están en condiciones adecuadas seguirán prestando su”, dijo convencido Rosselló, quien agregó que los agentes “no van a dejar a la deriva la seguridad de Puerto Rico”.

A día de hoy se han registrado 27 asesinatos menos en comparación con el año pasado, según cifras oficiales de la DSP.

Además hay un 14 por ciento menos delitos contra la persona y un 19 por ciento menores delitos contra la propiedad en comparación con el mismo período del 2018.

La falta de medios en el cuerpo es una de las principales razones de la emigración de los agentes, según expertos consultados por EFE.


Anuncio