Anuncio

Nueva York llama al Gobierno federal a investigar prisión sin electricidad

New York Mayor Bill de Blasio along with other mayors from across the United States meets across from one of the tent cities along the United States Mexico border at the Tornillo Port of Entry in Tornillo, Texas 21 June 2018. EFE/EPA

New York Mayor Bill de Blasio along with other mayors from across the United States meets across from one of the tent cities along the United States Mexico border at the Tornillo Port of Entry in Tornillo, Texas 21 June 2018. EFE/EPA

EFE

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, llamó este domingo a la Justicia federal a investigar una prisión que ha estado una semana parcialmente sin electricidad ni calefacción y que se ha convertido en un foco de protestas los últimos dos días.

“Han aparecido informaciones preocupantes de que el gobierno federal ha dejado a más de mil presos sin calefacción, agua caliente o electricidad con temperaturas bajo cero en el Centro de Detención Metropolitano de Brooklyn”, dijo Cuomo en un comunicado.

“Llamo al Departamento de Justicia de EE.UU. a investigar inmediatamente las circunstancias” del penal, enfatizó el dirigente, que a su vez ofreció los “recursos necesarios” al Gobierno.

La autoridad federal de Prisiones dijo este domingo en una nota que un incendio en las instalaciones eléctricas el pasado domingo dio lugar a un apagón parcial en uno de los edificios, y estimó que este lunes volverá la energía al centro.

Señaló que la calefacción la proporciona un caldero no afectado por el apagón, que hay agua caliente y servicios médicos, y que se ha aceptado ayuda enviada por agencias locales, que no obstante hace unas horas denunciaban la falta de acceso de los presos a un envío que hicieron de mantas y generadores la pasada noche.

Después de que circularan vídeos en las redes sociales en los que se escuchaban golpes en las ventanas del penal por parte de reos que pedían ayuda por situación, decenas de personas han protestado a sus puertas durante este fin de semana.

Abogados de los presos denunciaron en medios locales que estos días no había servicios médicos y que sus clientes habían estado envolviéndose con toallas de la cabeza a los pies para mantener el calor con temperaturas de hasta quince grados centígrados bajo cero en la calle.

La autoridad federal indicó en la nota difundida hoy que el personal médico está “revisando periódicamente celda por celda” a los presos y dándoles los medicamentos que necesitan, y comunicó que permitía visitas legales.

El sábado hubo momentos tensos entre manifestantes y funcionarios de prisiones, mientras que este domingo, según medios como NY1, la situación ha ido a peor cuando las autoridades han rocíado con espray de pimienta a familiares de presos y a periodistas que intentaban acercarse.

Representantes políticos han visitado el centro, entre ellos el congresista demócrata Jerry Nadler, que comunicó a través de Twitter que las condiciones son hoy “más cálidas” y advirtió a las autoridades que si no protegen los derechos de los reos, incurrirán en un delito.

El gobernador Cuomo, por su parte, indicó que las alegaciones van contra la decencia y la dignidad humanas y levantan dudas sobre potenciales violaciones de la ley: “Quiero respuestas, que los responsables rindan cuentas y garantías de que no volverá a ocurrir”.

El bufete The Legal Aid Society, que asiste a personas con bajos recursos, criticó este domingo que ya el 22 de enero remitió en una carta al centro de Brooklyn quejas sobre la carencia de calefacción y no hubo respuesta.

“Ahora dicen que han solicitado una factura de trabajo para programar reparaciones en una prisión oscura, helada y virtualmente incomunicada. Muy poco y muy tarde”, añadió el bufete de abogados.


Anuncio