Anuncio

Donald Trump quiere mantener militares en Irak para “observar un poco” a Irán

El presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump, hace comentarios a miembros de los medios de comunicación durante una reunión sobre comercio en la Sala del Gabinete de la Casa Blanca, en Washington, DC, EEUU. EFE/Archivo

El presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump, hace comentarios a miembros de los medios de comunicación durante una reunión sobre comercio en la Sala del Gabinete de la Casa Blanca, en Washington, DC, EEUU. EFE/Archivo

EFE

El presidente Donald Trump afirmó este domingo que quiere mantener soldados estadounidenses en Irak para poder “observar un poco” a Irán, país que considera el “verdadero problema” en Oriente Medio.

En una entrevista en la cadena CBS, Trump insistió en que la guerra de Irak fue un “gran error” pero explicó que, como ya se ha invertido en crear una base militar en ese país, es mejor conservarla y usarla para vigilar a Irán.

“Una de las razones por la que quiero mantenerla es porque quiero observar un poco a Irán porque Irán es el verdadero problema”, dijo.

Preguntado sobre si desde esa base atacaría a Irán, el mandatario contestó: “No, quiero ser capaz de observar a Irán. Todo lo que quiero es mirar. Tenemos una base militar increíble y costosa construida en Irak. Está perfectamente situada para observar diferentes partes del problemático Oriente Medio, en lugar de retirarla”.

Actualmente, EE.UU. mantiene unos 5.200 solados en Irak que se encuentran en una decena de bases militares.

Para las autoridades estadounidenses, Irán es una de las mayores amenazas de Oriente Medio y, por eso, el año pasado, Trump anunció su salida del acuerdo nuclear suscrito en julio de 2015 por la República Islámica y el G5+1, entonces integrado por Rusia, China, el Reino Unido, Francia, Alemania y Estados Unidos.

Desde entones, EE.UU. ha vuelto a imponer a Irán todas las sanciones que había levantado con el acuerdo, lo que ha aumentado las tensiones entre los dos países.

Por otro lado, en su entrevista en CBS, Trump defendió la decisión que tomó en diciembre para ordenar la retirada de las tropas estadounidenses en Siria, donde hay desplegados 2.000 soldados como parte de una coalición internacional contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI).

En un principio, Trump dijo que la salida de los militares sería inmediata, aunque luego afirmó que sería gradual y hoy volvió a rechazar ofrecer unos plazos concretos.

Los militares de EE.UU. colaboran en Siria con las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza de milicias kurdas y que teme que la retirada de Washington provoque un resurgimiento del EI.

Trump explicó que algunos de los soldados que están actualmente en Siria, serán desplazados a la base en Irak, y “en última instancia volverán a casa”.

Además, el mandatario aseguró que si el EI vuelve a resurgir, las tropas volverán a Siria: “volveremos si tenemos que hacerlo”.

Según la coalición internacional liderada por Estados Unidos, al Estado Islámico solo le queda en Siria e Irak un 1 % del territorio que llegó a dominar en 2014, cuando proclamó su califato.


Anuncio