Anuncio

Senadora Warren se disculpa por divulgar ADN para probar raíces indígenas

La senadora demócrata estadounidense Elizabeth Warren pronuncia una conferencia. EFE/Archivo

La senadora demócrata estadounidense Elizabeth Warren pronuncia una conferencia. EFE/Archivo

EFE

La senadora demócrata Elizabeth Warren, quien explora su candidatura a las elecciones presidenciales de 2020, se disculpó con la Nación Cherokee por haber divulgado en octubre pasado los resultados de una prueba de ADN para confirmar sus supuestas raíces indígenas, informaron hoy fuentes de la tribu.

Warren “se acercó a nosotros y se disculpó con la tribu”, señaló la directora de comunicaciones de la Nación Cherokee, Julie Hubbard, en una declaración difundida por la cadena NBC.

La portavoz destacó que ser ciudadano de esta comunidad está arraigado “en siglos de cultura y leyes” y no a través de pruebas de ADN.

El pasado diciembre, Warren anunció la creación de un comité exploratorio para analizar su posible candidatura presidencial, un paso legal previo al anuncio oficial.

Dos meses antes, en octubre pasado, el diario The Boston Globe publicó el resultado de una prueba de ADN que, en primer lugar, se aseguró que demostraba “pruebas sólidas” de que hubo un nativo americano en el árbol genealógico de Warren.

Pero, horas más tarde, el rotativo reconoció que hubo un “error matemático” al calcular la herencia genealógica de la senadora y que, en realidad, la política tiene entre 1/64 y 1/1.024 de origen nativo americano.

En ese entonces, el presidente, Donald Trump, cargó contra Warren y la volvió a llamar “Pocahontas”, un mote que le ha puesto como burla de su hipotético linaje nativo americano.

“Pocahontas (la versión mala), a veces llamada Elizabeth Warren, está siendo criticada. Se hizo una prueba de ADN falsa y demostró que puede ser 1/1.024 (nativa americana), mucho menos que el estadounidense promedio”, apuntó Trump en su cuenta de Twitter.

También se pronunció entonces la tribu indígena Nación Cherokee, que señaló que el uso de una prueba de ADN para demostrar “cualquier conexión” con orígenes nativo americanos “es inapropiado e incorrecto”.

Warren, una de las figuras más populares y progresistas del Partido Demócrata, había anticipado en septiembre pasado que planeaba “pensarse muy en serio” competir por la Presidencia en las elecciones de 2020, en las que Trump buscará la reelección.

En 2012, la legisladora dijo que tenía raíces indígenas, pero la falta de pruebas al respecto y su decisión de identificarse como nativo americana en el directorio de la Asociación de Escuelas de Derecho, llevaron a Trump y otros conservadores a acusarla de haber mentido sobre ese punto para avanzar en su carrera.


Anuncio