Anuncio

Un militar danés será el nuevo jefe de los observadores de la ONU en Yemen

Seguidores de los rebeldes hutíes se concentran el 19 de enero de 2018 para mostrarles su apoyo, en Saná (Yemen). El Gobierno yemení y los rebeldes se han acusado mutuamente de incumplir la tregua que entró en vigor la medianoche del día 18 en la ciudad de Al Hudeida, en el oeste del país, donde se han registrado disparos, explosiones y combates esporádicos en la urbe y la provincia homónima. EFE/Archivo

Seguidores de los rebeldes hutíes se concentran el 19 de enero de 2018 para mostrarles su apoyo, en Saná (Yemen). El Gobierno yemení y los rebeldes se han acusado mutuamente de incumplir la tregua que entró en vigor la medianoche del día 18 en la ciudad de Al Hudeida, en el oeste del país, donde se han registrado disparos, explosiones y combates esporádicos en la urbe y la provincia homónima. EFE/Archivo

EFE

El teniente coronel danés Michael Anker Lollesgaard será el nuevo jefe del equipo de la ONU que supervisa el alto el fuego en el puerto yemení de Al Hudeida, en sustitución del general holandés Patrick Cammaert, según anunció hoy la organización.

Cammaert, que encabezó la avanzadilla desplegada por Naciones Unidas para controlar la tregua en Al Hudeida, cederá el testigo a Lollesgaard tras poco mas de un mes en Yemen.

Según la ONU, el general retirado se había comprometido a ocupar el cargo sólo temporalmente y ya ha extendido su estancia más allá de lo previsto.

Desde hace varios días se especulaba con la salida de Cammaert, que este mes fue víctima de un ataque contra un convoy en el que viajaba, del que salió ileso.

Lollesgaard cuenta con una amplia experiencia castrense a nivel nacional e internacional y desde 2017 era representante militar de su país ante la ONU.

Anteriormente, entre 2015 y 2016, había sido comandante de las fuerzas de paz de Naciones Unidas desplegadas en Mali.

El militar danés estará al frente de un equipo de observadores encargados de verificar la tregua en la estratégica ciudad de Al Hudeida, que podrá contar con hasta 75 efectivos, según acordó este mes el Consejo de Seguridad.

El alto el fuego en Al Hudeida fue pactado el pasado diciembre en las negociaciones de paz organizadas en Suecia por la ONU, que ve el puerto como fundamental para evitar una catástrofe humanitaria aún mayor en Yemen.

El Consejo de Seguridad analizó hoy la situación en una reunión a puerta cerrada con el enviado para el país, Martin Griffiths, que sigue trabajando para asegurar que el acuerdo sobre Al Hudeida se implemente al completo.

Según fuentes diplomáticas, Griffiths dijo al Consejo que en general la tregua se está respetando, mientras que los países reiteraron su apoyo al acuerdo de Estocolmo, que incluía una retirada de los dos bandos de la ciudad y el intercambio de miles de prisioneros.

El conflicto armado en comenzó en 2014, cuando los rebeldes chiíes hutíes ocuparon la capital Saná y otras provincias del país y se generalizó a partir de la intervención militar de Arabia Saudí y sus aliados suníes, en marzo de 2015.

El país es según la ONU escenario de la mayor crisis humanitaria del mundo, con más de 20 millones en situación de inseguridad alimentaria y dependientes de la ayuda internacional.


Anuncio