Anuncio

Legisladores P.Rico rechazan validez de proyecto que prohibiría peleas gallos

Un grupo de legisladores puertorriqueños radicó hoy la Resolución Conjunta de la Cámara 448, con el fin de impugnar la validez y constitucionalidad del Proyecto de la Cámara Federal 4202, que prohibirá las peleas de gallo en la isla para el 19 de diciembre de este año. EFE/Archivo

Un grupo de legisladores puertorriqueños radicó hoy la Resolución Conjunta de la Cámara 448, con el fin de impugnar la validez y constitucionalidad del Proyecto de la Cámara Federal 4202, que prohibirá las peleas de gallo en la isla para el 19 de diciembre de este año. EFE/Archivo

EFE

Un grupo de legisladores puertorriqueños radicó hoy la Resolución Conjunta de la Cámara 448, con el fin de impugnar la validez y constitucionalidad del Proyecto de la Cámara Federal 4202, que prohibirá las peleas de gallo en la isla para el 19 de diciembre de este año.

La medida, firmada por Michael Abid Quiñones, Joel Franqui Atiles, José Pérez y Urayoán Hernández, ordena al Departamento de Justicia de Puerto Rico a presentar los recursos legales necesarios para impugnar dicha ley, y así defender la permanencia del deporte de las peleas de gallos en Puerto Rico.

“No basta con expresiones en contra. Nuestra condición colonial impidió que participáramos de esa votación en el Congreso”, lee la exposición de motivos de la medida de los legisladores.

Los legisladores, a su vez, agradecieron a la representante de Puerto Rico ante el Congreso en Washington, Jenniffer González, porque “realizó esfuerzos encomiables, carecemos del poder político para impedir que esta medida fuera aprobada”.

Los legisladores sostienen que las peleas de gallo son debidamente reguladas en Puerto Rico por la Ley 98-2007, conocida como “Ley de Gallos de Puerto Rico del Nuevo Milenio”, así como por el Reglamento 7424.

Mencionaron además que la industria de los gallos de pelea representa un impacto de 18 millones de dólares en la economía local y crea sobre 27.000 empleos directos e indirectos que se verán en peligro de desaparecer.

“La aprobación de esta ley federal impacta negativamente la recuperación de nuestra economía. Resulta meritorio utilizar los recursos del Departamento de Justicia para impugnar esta ley federal y defender el patrimonio puertorriqueño y la industria de las peleas de gallo”, enfatizó Quiñones.


Anuncio