Anuncio

Abogan por la cooperación para avanzar en el desarrollo económico del Caribe

La exsecretaria de Estado y excandidata presidencial estadounidense Hilary Clinton sostiene un churro durante una visita a una iniciativa de la Fundación para Puerto Rico, en Humacao (Puerto Rico). EFE/Archivo

La exsecretaria de Estado y excandidata presidencial estadounidense Hilary Clinton sostiene un churro durante una visita a una iniciativa de la Fundación para Puerto Rico, en Humacao (Puerto Rico). EFE/Archivo

EFE

La cooperación entre los países del Caribe será clave para avanzar en el desarrollo económico de la región, según fue apuntado por los participantes del panel que clausuró la reunión de la Iniciativa Global Clinton (CGI, en inglés) celebrada en San Juan sobre recuperación de los huracanes de 2017 que devastaron la región.

El ex presidente estadounidense Bill Clinton dijo para poner fin a la reunión que la cooperación y un modelo de desarrollo conjunto entre los países de la región es una de las premisas que deben de seguir el Caribe para avanzar en el siglo XXI.

Clinton moderó un panel que tuvo como participantes a la primera ministra de Barbados, Mia Mottley; el gobernador de las islas Vírgenes de Estados Unidos, Albert Bryan; el presidente de la Junta de Directores de Popular -la matriz del Banco Popular y de Popular Securities-, Richard Carrion, y Sofía Stolberg, fundadora de la entidad Piloto 151.

Clinton sostuvo que hay que cooperar en el Caribe, algo que hasta ahora no ha sido habitual, como reconocieron los participantes en el panel de cierre de la reunión, la tercera de la Red de Acción para la Recuperación tras un Desastre (Action Network on Post-Disaster Recovery) de la CGI que se centró en las necesidades de recuperación, en especial en los territorios de Puerto Rico, las Islas Vírgenes de Estados Unidos, Dominica y Antigua y Barbuda.

“Hay oportunidades en el Caribe si hay cooperación”, sostuvo el antiguo presidente estadounidense, que repitió la idea de que es preciso que en la región haya además una mejor organización entre los países que la forman.

Clinton suscribió las palabras de Carrión, que insistió en que hasta el momento no ha habido unidad regional, una de las causas de la falta de desarrollo que sufren estos países en este área del mundo tan poco poblada, tal y como fue resaltado por los participantes.

“Se necesitan soluciones ‘pancaribeñas’”, subrayó el directivo, para quien, sin duda, el sector energético es primero y clave en el que los países tienen que ponerse de acuerdo para mejorar sus economías.

“La energía es el punto en el que más se debería colaborar”, subrayó el banquero puertorriqueño, para quien una buena muestra de esa falta de sintonía es que, por ejemplo, no hay entidades financieras que tengan actividad a lo largo de los países de la región, como tampoco aerolíneas que proporcionen una buena comunicación, todo lo cual favorece la fragmentación.

La primera ministra de Barbados insistió en la idea de que el Caribe, para salir adelante, debe cambiar su modelo de desarrollo económico.

Mottley pidió que ese modelo sean común entre los países del Caribe, lo que significaría dar un salto adelante.

La primera ministra de Barbados se quejó además de que muchos de los países del Caribe están considerados territorios de ingresos medios, lo que les limita su acceso a créditos para el desarrollo de entidades que financian el desarrollo a nivel internacional.

El gobernador de las islas Vírgenes de Estados Unidos subrayó que la región del Caribe ofrece muchas oportunidades, pero en la misma línea apuntó a la falta de conexión entre los países que forman el territorio, a todos los niveles.

Bryan destacó que, por ejemplo, la región del Caribe está preparada para ofrecer servicios a empresas, una posibilidad poco explotada hasta el momento.

Dijo además que otro de los problemas que existen, en las Islas Vírgenes de EEUU en concreto, es el de la dificultad de que los emprendedores cuenten con la financiación adecuada para hacer realidad sus proyectos.

Durante la clausura del evento se reconoció la labor de varias asociaciones que contribuyen al desarrollo económico de la región, como Solar Libre, una iniciativa para promover la energía solar en Puerto Rico.

También se reconoció la iniciativa para conservar el estuario de la Bahía de San Juan.


Anuncio