Anuncio

Autoridades detectan tomas clandestinas de oleoductos en Ciudad de México

El director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero, participa en una rueda de prensa en Ciudad de México (México). EFE/Archivo

El director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero, participa en una rueda de prensa en Ciudad de México (México). EFE/Archivo

EFE

Las autoridades federales y de la Ciudad de México detectaron y clausuraron este martes cinco tomas clandestinas en oleoductos en la alcaldía de Azcapotzalco, a unos cuatro kilómetros de la Refinería 18 de marzo.

Las tomas fueron halladas dentro de un bodega de químicos, donde se descubrió un túnel cavado por los presuntos responsables de operarlas a fin de tener acceso a la tubería de los ductos que llegan a Ciudad de México desde Tula, Hidalgo, informaron.

Las autoridades confirmaron que estas tomas clandestinas se detectaron a partir de varias denuncias de vecinos que en las últimas semanas detectaron un fuerte olor a gasolina y a diesel.

Tras asegurar el predio y detener a una persona que hacia labores de vigilancia, las autoridades entraron al túnel donde pudieron observar cinco ductos de combustible con el mismo número de tomas clandestinas.

“Estas tomas fueron detectadas a partir del sistema de control de alerta de ductos”, explicó el director de la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero, mediante un vídeo que publicó en Twitter.

Ante el hallazgo, las autoridades mexicanas han comenzado a revisar los predios aledaños en busca de más tomas clandestinas.

Precisamente una toma clandestina reventó el 18 de enero en el municipio de Tlahuelilpan, mientras pobladores intentaban recuperar la gasolina derramada y la sustraían de forma muy rudimentaria.

Tras unas dos horas, y pese a la presencia del Ejército que poco pudo hacer para controlar la multitud que se acercaba a recoger gasolina, se registró una fuerte explosión que ha dejado hasta el momento 117 muertos.

Desde que llegó al poder el 1 de diciembre pasado, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, comenzó un combate frontal al robo de hidrocarburos (huachicol) que se realiza a través de los ductos de Pemex, delito que genera pérdidas millonarias para la compañía.

Para tal fin, se reforzó con miles de agentes la seguridad en los ductos y se transportó más gasolina con camiones cisterna, lo que ha causado una crisis de desabastecimiento en diez estados del país, con estaciones de servicio cerradas y compras de pánico.


Anuncio