Anuncio

Sistema de salud mexicano debe apostar por prevención y disminución de costos

Yiannis Mallis, director general de Novo Nordisk México, señaló a Efe que las instituciones de salud en el país han evitado invertir en mejores moléculas para tratar enfermedades como la diabetes, lo cual eleva el costo de atención a los pacientes debido a las complicaciones que se presentan. EFE

Yiannis Mallis, director general de Novo Nordisk México, señaló a Efe que las instituciones de salud en el país han evitado invertir en mejores moléculas para tratar enfermedades como la diabetes, lo cual eleva el costo de atención a los pacientes debido a las complicaciones que se presentan. EFE

EFE

El sistema de salud mexicano debe apostar más por la prevención que por la curación y, en el caso de las enfermedades crónicas, el principal reto es disminuir los costos que generan las complicaciones, dijo hoy un experto.

Yiannis Mallis, director general de Novo Nordisk México, señaló a Efe que las instituciones de salud en el país han evitado invertir en mejores moléculas para tratar enfermedades como la diabetes, lo cual eleva el costo de atención a los pacientes debido a las complicaciones que se presentan.

El directivo explicó que, por ejemplo, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ofrece medicamentos buenos “pero que en otros países se han dejado de utilizar para tratar la diabetes”.

Mientras que el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) sí ofrece moléculas innovadoras “pero no las otorga a todos los pacientes”, destacó.

Mallis recordó que en México se estima existen casi 14 millones de diabéticos, de los cuales la mitad no están diagnosticados aún y, por ende, se mantienen sin tratamiento.

En 2017, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) registró más de 106.000 muertes por diabetes.

El problema con estos pacientes, dijo, es que al no tener los niveles de glucosa en la sangre controlados surgen complicaciones que van desde desarrollar enfermedad cardiovascular, sufrir amputaciones y hasta la muerte.

“En México, por cada 100 pesos (5,27 dólares) gastados directamente en la diabetes, 93 pesos (4,9 dólares) se deben a complicaciones”, dijo.

Del mismo modo, aseguró que solo dos de cada 10 personas diagnosticadas están en metas de control, lo que es necesario para disminuir el riesgo de complicaciones.

El directivo señaló que, de seguir la tendencia que se ha venido dando en los últimos años en casos de diabetes, en 30 años habrá 22 millones de personas en México con esta enfermedad, y atender el padecimiento y sus comorbilidades requerirá más del 5 % del PIB del país.

Explicó que entre las principales claves en el combate a este padecimiento está el diagnóstico oportuno, pues recordó que en México, en promedio, los pacientes son diagnosticados entre 5 y 10 años después de los primeros síntomas.

Además, resaltó la importancia de que todos los pacientes puedan tener acceso a un tratamiento adecuado y suficiente, además de fomentar la educación en los profesionales de la salud y de los mismos pacientes.

Explicó que enfermedades como la diabetes y la obesidad deben ser abordadas de manera integral, pues se requiere de diversos profesionales para evitar complicaciones.

Mallis aseveró que está demostrado que una reducción de 1 % en los índices de hemoglobina glucosilada disminuye el riesgo de complicaciones de diabetes “y puede resultar en un ahorro de 197.000 millones de pesos (10,38 millones de dólares) para 2030".

Explicó que el laboratorio que lidera ha invertido en los últimos cinco años unos 325 millones de pesos (17,21 millones de dólares) en investigación y desarrollo para nuevas moléculas; sin embargo, el gran reto es que estas puedan llegar a toda la población.

“El medicamento ocupa solamente entre 4 y 7 % del gasto total y el resto son las complicaciones”, dijo.

Señaló que el sector salud tiene dos opciones: “Invertir en salud o pagar por las complicaciones; nosotros creemos que es mejor lo primero”.


Anuncio