Anuncio

San Juan, capital mundial del ciclismo

En la jornada previa al inicio de la Vuelta, algunos de los ciclistas salieron a rodar para ir preparando las piernas después de un largo viaje con escala en Buenos Aires. EFE/Archivo

En la jornada previa al inicio de la Vuelta, algunos de los ciclistas salieron a rodar para ir preparando las piernas después de un largo viaje con escala en Buenos Aires. EFE/Archivo

EFE

La ciudad de San Juan, que vive tranquila durante el año alejada del foco turístico de Buenos Aires y otras urbes de más nombre como Mendoza o Rosario, respira estos días un aroma especial debido al color y el ajetreo en sus calles con la llegada de la caravana ciclista internacional.

Por tercer año consecutivo, desde que en 2017 lograra categoría internacional, la Vuelta a San Juan está teniendo un crecimiento exponencial y hasta esta región argentina se acercan algunos de los mejores ciclistas del panorama mundial.

Este año forman parte de la línea de salida un buen ramillete de estrellas internacionales como los colombianos Fernando Gaviria y Nairo Quintana, el argentino Eduardo Sepúlveda, el británico Mark Cavendish, el eslovaco Peter Sagan, los franceses Maximiliano Richeze y Julian Alaphilippe, el español Oscar Sevilla, el ecuatoriano Richard Carapaz o el belga Tiesj Benoot.

En la jornada previa al inicio de la Vuelta, algunos de los ciclistas salieron a rodar para ir preparando las piernas después de un largo viaje con escala en Buenos Aires.

Los seis equipos del World Tour (Deceunnink Quick Step belga, UAE Team Emirates, Movistar español, Bora Hansgrohe alemán, Lotto Soudal belga y Dimension Data sudafricano) lo hicieron desde el hotel DelBono Park, desde el cuál fueron acompañados por algunos cicloturistas de la región que no dudaron en dar pedaladas junto a algunos de sus grandes ídolos.

El intenso calor no fue obstáculo para el entrenamiento de profesionales y aficionados por las calles de San Juan, adornadas para la festividad que viven estos días con cartelería y las fotos de los grandes ciclistas como reclamo.

Para la presentación de la Vuelta a San Juan el Auditorio del Gobernador Eloy Camus se quedó pequeño. Todas las localidades fueron ocupadas y una hora antes de los discursos oficiales la expectación ya era máxima.

Sergio Uñac, gobernador de la provincia de San Juan, es uno de los impulsores de esta prueba deportiva que sitúa al “deporte como centro de desarrollo de la gestión pública”.

“Hemos mantenido una vuelta internacional y los sanjuaninos lo valoramos, lo demostramos a los deportistas y lo vamos a mantener en el tiempo. Sabemos lo que supone la Vuelta para hacerla política de Estado”, comentó.

Por delante, 981 kilómetros repartidos en siete etapas con un poco de todo. Desde llegadas al esprint en Pocito o Villicum hasta otras a 2.565 metros de altitud como el Alto Colorado pasando por una contrarreloj individual de 12 kilómetros y una jornada propicia para las escapadas camino de Villa San Agustín.

A nivel institucional, en San Juan también se ha celebrado, aprovechando esta Vuelta, la primera convención de la Unión Sudamericana de Ciclismo con representantes de México, Argentina, Colombia, Bolivia, Chile, Ecuador, Guayana, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.

La Vuelta a San Juan se ha convertido ya en un referente del calendario ciclista sudamericano y, después del Tour Down Under australiano, es la segunda carrera del año y la primera para muchos que deciden comenzar su temporada competitiva en Argentina.


Anuncio