Anuncio

Comisionada impulsa beneficio para trabajadores P.Rico aportaría 525 millones

La representante de Puerto Rico ante el Congreso en Washington, Jenniffer González. EFE/Archivo

La representante de Puerto Rico ante el Congreso en Washington, Jenniffer González. EFE/Archivo

EFE

La comisionada residente de Puerto Rico en Washington, Jenniffer González, presentó legislación bipartita que aportaría 525 millones de dólares a la economía de Puerto Rico, aliviando la carga económica de las familias trabajadoras, tanto con dependientes como sin dependientes, mediante la aplicación en la isla del Crédito por Ingreso Devengado o Earn Income Tax Credit (EITC).

Presentado junto a Bonnie Watson Coleman (D-NJ) y Frederica Wilson (D-FL), busca enmendar el Código de Rentas Internas de 1986 para que los residentes de Puerto Rico puedan ser elegibles para el Crédito por Ingreso Devengado (EITC) que aplica a los estados, indicó hoy en un comunicado.

El EITC es un reembolso creado durante la década de los años setenta con el propósito de contribuir a erradicar la pobreza.

Según los datos publicados por la Administración federal de Familias y Niños, para el año 2015 el EITC representó un beneficio de 65.000 millones para unos 27 millones de contribuyentes que reciben un cheque anual de hasta 6.242.

Un informe del United States Government Accountability Office (GAO), publicado en marzo de 2014, dice que los contribuyentes de Puerto Rico recibirían 525 millones de dólares si recibiera este beneficio.

Conforme a los ajustes realizados para el año contributivo 2015, para beneficiarse del EITC, las familias debían tener ingresos máximos de entre 39.000 y 53.300 dólares, dependiendo del estatus civil del contribuyente y del total de dependientes menores de edad.

De hecho, el crédito alcanzó un máximo de 3.359 para contribuyentes o familias con un solo hijo, 5.548 cuando se trataba de dos hijos y hasta 6.242 si tenían 3 hijos o más.

Del EITC también pueden beneficiarse, aunque de forma más limitada, los trabajadores que no tienen dependientes.

Para el año 2015, éstos cualificaban si tenían ingresos por debajo de 14.800 dólares o de 20.300 dólares si se trataba de una pareja, y el crédito fue de un máximo de 503.

Debido a que es reembolsable, un beneficiario del EITC no tiene que deber impuestos federales para recibir el beneficio.

Este crédito fue concebido como un mecanismo para incentivar el empleo y desalentar la dependencia en el estado, proveyendo un alivio a las familias con ingresos bajos o moderados.

En mayo del 2018, el GAO publicó otro informe en donde se reconoce el trato desigual a Puerto Rico en programas federales incluidos el EITC y el cual, tal y como lo hizo el “Task Force” bipartita del Congreso, recomienda se extienda a la isla, concluye el comunicado.


Anuncio