Anuncio

El gasto social público en México y Chile, la tercera parte que en Francia

El secretario general de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), José Ángel Gurría. EFE/Archivo

El secretario general de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), José Ángel Gurría. EFE/Archivo

EFE

México y Chile son los países de la OCDE en los que menor peso tiene, en términos de riqueza, el gasto social público y apenas representa la tercera parte del que dedica Francia, que aparece como número uno.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) explica en un informe publicado este miércoles que el gasto social del Estado representó el pasado año un 7,5 % del producto interior bruto (PIB) en México y un 10,9 % en Chile, frente al 20,1 % de media en los 36 Estados miembros.

Francia fue el país con el mayor porcentaje (31,2 %) y el único en el que se superó el 30 % del PIB. Hubo otros siete en los que también se sobrepasó el listón del 25 % (Bélgica, Finlandia, Dinamarca, Italia, Austria, Suecia y Alemania).

Ligeramente por debajo, les siguieron, por este orden, Noruega, España, Grecia, Portugal, Luxemburgo, Japón, Eslovenia, Polonia y Reino Unido, todos ellos por encima de la media de la OCDE del 20,1 % del PIB.

España, con un 23,7 %, fue uno de los que experimentaron un mayor crecimiento desde 2000, cuando el dinero público en gastos sociales representaba el 19,5 %, es decir 4,2 puntos.

Para el conjunto de la OCDE, el aumento fue de 2,4 puntos porcentuales, del 17,7 % al 20,1 %.

En México, la progresión fue de 3,1 puntos en esos 18 años, y en Chile de únicamente cinco décimas.

Las pensiones suponen la porción más importante de ese gasto social público, con una media del 8 % del PIB en 2018 en el conocido como el “Club de los países desarrollados” y amplias variaciones entre unos y otros miembros.

El máximo se dio en Grecia (16,9 % del PIB) y en Italia (16,2 %), lo que en ambos casos tiene que ver con una estructura de la población muy envejecida, pero también con el hecho de que las pensiones privadas son allí casi inexistentes.

En el otro extremo, estuvieron México, donde las pensiones públicas únicamente representaron el pasado año un 2,3 %, y Chile (2,8 %). Los autores del informe hicieron notar que México tiene una pirámide de población mucho más joven, pero también que allí menos de la mitad de las personas mayores reciben una pensión.

La segunda partida en importancia del gasto público social es la sanidad, con una media del 5,7 % del PIB en la OCDE que llega a ser del 8,8 % en Francia, del 8,5 % en Estados Unidos y del 8,1 % en Alemania.


Anuncio