Anuncio

Cámara baja Puerto Rico solicita al Congreso revertir prohibición de peleas gallos

Dos gallos pelean en el "Club Gallístico de Puerto Rico", en Isla Verde. EFE/Archivo

Dos gallos pelean en el “Club Gallístico de Puerto Rico”, en Isla Verde. EFE/Archivo

EFE

La Cámara baja de Puerto Rico aprobó hoy una resolución que solicita al Congreso de Estados Unidos revertir la prohibición de las peleas de gallos en la isla y demás territorios o, como alternativa, que se legisle un periodo de transición de 5 años para que sea aplicada la restricción.

La medida, de la autoría de los legisladores Urayoán Hernández, Félix Lasalle, Michael Abid Quiñones, José González y José Pérez, busca que el Congreso restituya el “deporte de caballeros” instituido en la isla desde el siglo XVII bajo el Gobierno español y que eliminó a través una enmienda a la Ley de Agricultura y Nutrición (“Farm Bill”), haciendo extensiva la prohibición a los territorios de actividad que fomente la pelea entre animales.

Según se expuso en la medida, el negocio de las peleas de gallos está regulado por ley y por reglamentación local lo que representa un impacto de 18 millones de dólares en la economía local y 20.000 empleos directos e indirectos.

La legislación federal, que establece la prohibición de las peleas de gallo, entraría en vigor en el año 2020.

En esa línea, la Cámara de Representantes favoreció la resolución 1213, del legislador Pérez que se ordena a la Comisión de Recreación, Deportes y Agricultura realizar una investigación sobre la evaluación y desarrollo de las peleas de gallos.

“El deporte del pico y las espuelas goza de una larga tradición cultural en Puerto Rico. Antes del paso del huracán María por Puerto Rico, en septiembre del pasado año, en la isla había alrededor de 90 galleras. Tras el impacto quedaron operantes entre 72 a 75, y esta temporada se sumarán cinco más”, indicó Pérez.

El legislador subrayó que de acuerdo a reportes del Departamento de Hacienda dentro de los juegos de azar, el sector de las peleas de gallos registró ingresos durante los años fiscales 2005 al 2012 mayor a los 100.000 dólares por año fiscal.


Anuncio