Anuncio

22-24. Islandia deja fuera de la segunda fase a la Macedonia de Raúl González

El macedonio Filip Kuzmanovski (c) trata de lanzar durante un encuentro disputado entre Macedonia e Islandia perteneciente al Mundial de Balonmano este jueves, Múnich, Alemania. EFE

El macedonio Filip Kuzmanovski (c) trata de lanzar durante un encuentro disputado entre Macedonia e Islandia perteneciente al Mundial de Balonmano este jueves, Múnich, Alemania. EFE

EFE

La selección de Macedonia que dirige el español Raúl González se quedó fuera de la segunda fase del Mundial de Alemania y Dinamarca, al caer este jueves por 22-24 ante una Islandia que, como el equipo balcánico, necesitaba la victoria para acceder a la ronda principal.

Una derrota que reflejó las limitaciones del ataque siete para seis al que se ve obligado a utilizar durante todo el partido el equipo balcánico.

Pero, como explica el seleccionador macedonio, el español Raúl González, con un equipo formado por especialistas bien en ataque o en defensa, casi no le queda otro remedio que apostar por tan arriesgada fórmula.

Y lo cierto es que hay pocos que lo hagan tan bien como el equipo macedonio, que cuando no puede conectar con los pivotes Stojanche Stoilov y Zharko Peshevski siempre encuentra la manera de hacer llegar el balón a los extremos.

Un ataque en superioridad que se le atragantó, como a pocos, al equipo islandés, que apenas cumplidos los siete minutos de juego ya se encontraba con una desventaja de tres tantos en el marcador (4-1).

Sólo la irrupción del portero Bjorgvin Gustavsson, que cerró el primer tiempo con un total de siete paradas, evitó el despegue definitivo de una selección macedonia que siempre pareció manejar el ritmo del partido.

Pero si brillante estuvo el guardameta nórdico, no menos sobresaliente estuvo el portero macedonio, incluso más efectivo que su homólogo islandés.

Un duelo a distancia que permitió a Macedonia mantener la delantera en un marcador que reflejó al descanso un ventaja de dos goles (13-11) para los balcánicos.

Sin embargo, ni el buen hacer de Ristovski, que al igual que Gustavsson rebajó sus prestaciones en la segunda mitad, pudo evitar la reacción de Islandia, que, por fin, supo dar con la tecla necesaria para defender el siete para seis.

Una mejoría defensiva que permitió a Islandia hacerse poco a poco con las riendas de un encuentro en el que los nórdicos parecieron dar un golpe con la ventaja de dos tantos (18-20) que alcanzaron a falta de nueve minutos para la conclusión.

Pero Macedonia, que sabía que más allá del acceso a la segunda ronda estaba en juego seguir con vida en la lucha por los torneos preolímpicos, no estaba dispuesta a rendirse tan pronto y volvió a igualar (20-20) con poco más de siete minutos por jugar.

Un tiempo en el que surgió la figura de un Aron Palmarsson que en esta ocasión, más con sus asistencias y capacidad para leer el juego que con sus goles, se apoderó del partido para llevar a Islandia a una victoria (22-24) que la sitúa entre los doce mejores equipos del campeonato.

- Ficha técnica:

22 - Macedonia: Georgievski (1), Kiril Lazarov (5, 1p), Filip Lazarov (2), Kuzmanovski (1), Manaskov (5), Stoilov (-) y Peshevski (3) -equipo inicial- Ristovski y Mitrevski; Churlevski (-), Taleski (4), Markoski (-), Tankoski (-), Krstevski (-), Popovski (1) y Serafimov (-)

24 - Islandia: Gustavsson; Gunnarsson (10, 2p), Palmarsson (2), Gustafsson (1), Arnarsson (2), Jonsson (2) y Sigurmannsson (1) -equipo inicial- Bjorgvinsson (ps), Elisson (2), Gislason (-), Gudmundsson (-), Magnusson (2), Ingason (-), Kristjansson (1), Gudjonsson (-) y Einaersson (1)

Marcador cada cinco minutos: 3-1, 4-3, 6-4, 8-7, 10-9 y 13-11 (Descanso) 15-14, 16-16, 17-18, 18-19, 20-21 y 22-24 (Final)

Árbitros: Kurtagic y Wetterwik (SWE). Excluyeron por dos minutos a Filip Lazarov, Manaskov y Stoilov por Macedonia; y a Gustafsson (2), Gunnarsson y Jonsson por Islandia.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la quinta y última jornada del grupo B del Mundial de balonmano de Alemania y Dinamarca disputado en el Olympiahalle de Múnich ante unos 12.500 espectadores.


Anuncio